Cyl dots mini

Joan Fontcuberta presenta su sueño en forma de muro de red social

El fotógrafo Joan Fontcuberta frente a su obra expuesta en la Casa Cervantes. DAVID LOZANO

El artista presenta su foto mosaico 'Tener un sueño' en la Casa de Cervantes para la que ha utilizado casi dos mil imágenes gracias a una participación colectiva

Todo arrancó con una invitación del Museo Casa de Cervantes de Valladolid hacia el artista con la idea de crear un mural inspirado en el universo cervantino y para el que se proponía la participación colectiva de los ciudadanos. El llamamiento a la sociedad vallisoletana, y a cualquier persona de otra ciudad, surtió efecto ya que se recibieron casi dos mil fotografías de todo tipo. 

 

Los cuatro paneles muestran cuatro miradas a través de diferentes ojos de personas en edad muy temprana, joven, adulta y de la tercera edad. Junto a ellos se incorporan las diferentes fotografías recibidas que son tratadas por un programa fotográfico, analiza su tono cromático y les asigna unos valores para que luego pueda seleccionar la que estime.

 

En ‘Tener un sueño’, cada panel se compone de 50 hileras por 35 filas y alrededor de 1.000 personas de todas las edades participan en las fotografías que forman los cuatro murales. “Es posible que puedan repetirse algunas fotografías en esta obra colectiva para hacer comunidad con gente de aquí. Se trata de cuatro piezas separadas con elementos autónomos, pero ligados”, resalta el autor catalán, que ha empleado un par de meses en realizar el proyecto.

 

Joan Fontcuberta explica el motivo de la elección de unas miradas como parte fundamental de esta obra: “Los ojos son muy gráficos, un elemento simbólico con una evocación detrás y además determina la identidad de una persona”. Además el autor explica las diferentes fotografías que se pueden ver en los diferentes paneles: “Hay mucha foto familiar, se puede ver la felicidad y los juegos de los más pequeños, el placer de disfrutar o de bailar”. Elementos tan diversos como caras, rostros, miradas, paisajes, fachadas o comida son ejemplos de parte de este material psicológico que se ha recibido para realizar la obra. Se ha empleado casi todo el material recibido y como anécdota el autor destaca la recepción de un desnudo artístico

 

Para María Bolaños, directora del Museo Casa Cervantes de Valladolid, “el hecho de que sean unos ojos, teniendo en cuenta que los museos son lugares para mirar, propicia que se establezca una relación interesante con el museo”.

 

Los alumnos de 3º y 4º de la E.S.O. del I.E.S. Emilio Ferrari, que también han contribuido con sus fotografías para realizar la obra artística y han dedicado parte de su programa escolar al artista, han contemplado los cuatro paneles y han intentado encontrarse en las diferentes fotografías. Además, han mantenido un encuentro con el artista con el que han intercambiado diversas impresiones sobre la obra que se puede contemplar en el exterior del Museo Casa de Cervantes de Valladolid a lo largo de todo el invierno.