JIM: “La gente tiene que salir del estadio satisfecha”

El entrenador del Real Valladolid asegura que el choque ante el Villarreal (sábado, 18.00 horas) será “difícil para el equipo, pero también para ellos”.

Juan Ignacio Martínez lo tiene claro, tan claro como lo tiene la afición. Este sábado cualquier resultado que suponga no llevarse los tres puntos pondría la situación demasiado peliaguda para un Pucela que ya lleva instalado en puestos de descenso dos jornadas. Los nervios empiezan a salir a flor de piel.

 

“Después del partido en Bilbao había que enfocarse, liberar la mente”, ha explicado el entrenador. “Está claro que no es el mejor momento para recibir al Villarreal, pero hay que ser competitivos. Estoy convencido de que saldrá bien. Tienen buenos números, está claro, pero tenemos opciones y hay que saber aprovecharlas”.

 

Y es que los de Marcelino García se han convertido en el equipo revelación de la Liga después de ascender el año pasado, quintos en Liga y luchando por la Champions, pero un partido en Zorrilla ante un equipo que se la juega tampoco es cualquier tontería.

 

“Juegan muy disciplinados, con dos líneas de cuatro, muy juntitos, como todos los equipos de Marcelino”, ha explicado JIM. “Para nosotros va a ser difícil, pero también para ellos. Nosotros nos jugamos el ser o no ser, y encima en casa”. Eso sí, el míster, sin destacar a nadie por encima del resto en la parcela ofensiva, sí lo hizo con un jugador concreto.

 

“Tienen un buen balance ofensivo, pero al que más fijado tengo es a Bruno. Es esencial en el centro del campo del Villarreal. Gracias a él les llegan a los delanteros todos los balones que necesitan”.

 

Por último, el entrenador alicantino fue cuestionado sobre la salvación matemática y sobre si ya había echado números. “Qué más da cuántas victorias llevemos... ¿tres? Pues a lo mejor tienen que ser nueve. ¿Para qué pensar en el número, si antes hay que ganar al Villarreal?”.

 

La conclusión no pudo ser más clara y contundente para este sábado. “Lo que quiero es que la gente salga del estadio pensando que está satisfecha con lo que ha visto”. Más le vale, porque el reloj de arena sigue avanzando y los puntos no terminan de llegar a Valladolid.