'Jeune femme' desmonta el mito de un París idílico

Esta ópera prima ha sido la carta de presentación de la directora francesa Léonor Serraille a la 62 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La excéntrica protagonista de 'Jeune femme', Paula, se ve obligada a afrontar la serie de catastróficas desdichas de su vida en forma de invitación para resurgir de las cenizas y con una descabellada y capitalista capital parisina como escenario.

 

Esta ópera prima ha sido la carta de presentación de la directora francesa Léonor Serraille a la 62 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), una película que cumple todos los requisitos necesarios para participar en la Sección Oficial de la edición más feminista del festival.

 

La actriz Laetitia Dosch interpreta en este filme a una mujer de personalidad neurótica y extravagante, aunque también insólita y original, con la que el actor Souleymane Seye Ndiaye ha confesado, entre risas, que "no le importaría" compartir su vida.

 

El personaje de Seye Ndiaye, es un amigo y compañero de trabajo con el que Paula experimenta cierta conexión después de afrontar una dolorosa ruptura con el que fuese su profesor. Sin embargo, la protagonista se ve obligada a plantar cara a la soledad, a vivir de espaldas a la capitalista ciudad de París y, en definitiva, a empezar de cero.

 

Paula, en su afán por remontar su vida, va planeando sobre la marcha su pequeña venganza contra todos aquellos que nunca creyeron en ella, desde su expareja, pasando por su amiga Anne e incluso su madre, con la que perdió en contacto años atrás.

 

Así, la protagonista genera un sentimiento de empatía entre en el público que se debe, según ha explicado Seye Ndiaye, a que muchas personas se ven reflejadas en ella porque han vivido una "situación similar" muy difícil de afrontar.

 

LA DIRECTORA

 

Nacida en 1989 en Francia, Léonor Serraille estudió Literatura en Lyon, París y Barcelona antes de matricularse en Guion en La Fémis en 2009. Trabajó como guionista en cortometrajes como 'Rivages' (Akihiro Hata, 2011), 'Tang Meng' (Linbo Wang, 2013), 'Tenir la nuit' (Alice Douard, 2013) o 'Lil' Sister' (Sonia Franco, 2013).

 

Debutó tras la cámara rodando en 16 milímetros el mediometraje 'Body' (2016), que fue seleccionado en los festivales de Brive, Créteil y Osnabrück. Su primer largometraje como directora es 'Jeune femme', cuyo guion fue su proyecto de fin de carrera en La Fémis.

 

La película se alzó con la Cámara de Oro en la sección 'Un Certain Regard' del Festival de Cannes de este año, convirtiéndose en la segunda mujer en toda la historia del certamen en alzarse con el trofeo.