Jesús Nazareno se hace fuerte ante la lluvia en el Vía Crucis Procesional en Valladolid

Las gotas caídas durante unos minutos crearon unos momentos de incertidumbre, pero el tiempo finalmente respetó.

El tiempo asustó en la tarde de este Miércoles Santo en Valladolid al Vía Crucis Procesional, que salió de la Iglesia Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno pasadas las 20:30 horas. El paso tardó todavía un poco más, lo que mantuvo una gran expectación entre los cientos de asistentes que se agolparon en la puerta del templo.

 

Finalmente, el paso del 'Nazareno' (Escuela castellana, último tercio del Siglo XVII) captó todos los focos. Tras las tradicionales maniobras para sacarle de la iglesia, 'caminó' por la calle Jesús cuando ya empezaba anochecer hasta llegar a la Plaza Mayor.

 

En los aledaños del Ayuntamiento le esperaron miles de personas que temieron por la suspensión del desfile. Todavía no había llegado el 'Santísimo Cristo de la Agonía' (Antonio de la Peña, 1684) cuando el cielo se tiñó de gris y la lluvia hizo acto de presencia pasadas las 21:00 horas. Por suerte para todos, las gotas cesaron, aunque retrasaron la procesión.

 

Los asistentes tuvieron que refugiarse bajo paraguas o bolsas de plástico, pero aguantaron para ver al Cristo, dejando una imagen espectacular en la Plaza Mayor.

 

Así, el desfile continuó su camino hasta Vera Cruz, donde se rezó la IV Estación. Después siguió hasta la Iglesia de las Angustias para encontrarse con la Virgen de las Angustias y entontar la Salve Popular. Allí mismo se impartió la bendición por el Cadenal Arzobispo de la Diócesis. Tras ello, el desfile hizo el camino de regreso para concluir en el punto de salida.

GONZALO RICO
Ver album