Cyl dots mini

Jesús de Medinaceli aguanta el chaparrón y la Semana Santa de Valladolid se hace 'costal'

GONZALO RICO
Ver album

Jesús de Medinaceli, llevado a costal por una cuadrilla de costaleros, y alumbrado por la Cofradía del Discípulo Amado completó su procesión desde San Martín a la Catedral, para hacer una cto penitencial y vuela a su iglesia. Aguntó estoicamente la lluvia.

De unos años a esta parte, la Semana Santa de Valladolid toma aires sureños en la noche del Lunes Santo. Y es que la Cofradía del Discípulo Amado y Jesús de Medinaceli ‘Amor y Misericordia del Santísimo Cristo de Medinaceli se ha hecho un hueco a orillas del Pisuerga con su paso a costal.

 

Tras algunos vaivenes en recorridos, lugares de partida y horarios, la Cofradía ya ha asentado en los últimos Lunes Santo su sede en la Iglesia Parroquial de San Martín, de donde partió pasadas las 20.15 horas su procesión de Regla, con su paso a costal de Jesús Medinaceli, que tallara en 2012 el imaginero andaluz Juan Antonio Blanco.

 

Con dirección a San Martín, Angustias, Bao, Plaza del Rosarillo, San Juan de Dios, Leopoldo Cano, Guadamacileros, Macías Picavea, bajada de la Libertad, Plaza de la Libertad y Arribas llegaron a la Catedral. Tras una espectacular entrada en el templo se efectuó un acto penitencial. Antes tuvieron que soportar cerca de 20 minutos de aguacero, el mismo que hizo que la procesión del Santísimo Rosario del Dolor tuviera que ser suspendida. Los costaleros aguantaron y la lluvia dio paso a una noche despejada.

 

Cambio en la cuadrilla de costaleros y de vuelta a la iglesia de San Martín, esta vez por el lateral de la catedral, Arzobispo Gandásegui, Plaza de la Universidad, Duque de Lerma, Esgueva, Angustias y San Martín. La procesión terminaba. En los rostros de los costaleros el cansancio y la satisfacción del deber cumplido.