Javier González Hontoria, nuevo director del Patio Herreriano: "Debemos situar al museo en un lugar extraordinario"

El nuevo director del Museo Patio Herreriano, Javier González Hontoria.

El museo prevé alcanzar la cifra de 900.000 visitantes en "aproximadamente un mes".

El proceso ha sido "largo", y ha suscitado las críticas por parte de la oposición en el Ayuntamiento, que lo enmarcaba en el "oscurantismo", pero el Museo Patio Herreriano de Valladolid finalmente tiene nuevo director. Javier González Hontoria, crítico cultural a nivel internacional, firma con la entidad museística, como si se tratase de un contrato futbolístico, por cuatro años, en los que se ocupará de la dirección.

 

Una nueva aventura que ha definido como "un reto increíble", asegurando que el trabajo que se puede realizar en el museo "es magnífico". "Es muy atractivo para trabajar, debemos poner al museo en un lugar extraordinario, donde debe estar", señalaba el ya máximo responsable del arte contemporáneo en Valladolid.

 

El proyecto que quiere desarrollar, según ha explicado en su puesta de largo, estará "muy enfocado a Valladolid" y se vertebrará en tres ejes: la colección propia del museo -"es muy buena, tenemos una suerte increíble"-, las exposiciones y los programas públicos, es decir, todas aquellas actividades de investigación y difusión que apoyan y dan soporte a las exposiciones.

 

A pesar del enfoque vallisoletano que González Hontoria quiere dar a este museo, el directivo asegura que cuenta con "vocación internacional", al formar parte de un "mundo global" que no se puede "desoir". 

 

Consciente de sus limitaciones, González Hontoria apostará por una programación "razonable, no somos el MOMA", asegura, "somos quienes somos, tenemos que contar mucho y ser espejo de nuestra ciudad", con una oferta cultural "ligada a la población y a lo público". Una apuesta que quiere complementar también con recursos privados, porque "los públicos cada vez son menores, por lo que se produce la paradoja que para potenciar lo público cada vez hay que contar más con lo privado". Una apuesta que no debe ser "solo un logo en la última página de un folleto, sino que nos acompañen y formen parte activa del museo, mediante la conversación y la pedagogía".

 

CONTAR CON LOS ARTISTAS

 

Para dar mayor visibilidad y crecimiento al museo, el nuevo director quiere contar con los propios artistas, que "nos van a ayudar mucho". Para ello, quiere traerlos físicamente, no solo con su arte, a la ciudad, y "que se conviertan en mejores artistas aquí y que la ciudad sea mejor cuando ellos se vayan".

 

Esa relación con los artistas, en el Patio Herreriano ideal de González Hontoria, no se va a producir tan solo en la ciudad, sino que pretende dar un "impulso a los artistas jóvenes" y "lanzar las exposiciones al exterior, algo que no se hace en España".

 

Respecto al programa expositivo, el nuevo directivo ha confesado su "gran interés" por la disciplina escultórica dentro de las distintas posibilidades que el arte contemporáneo ofrece, por lo que buscará tender lazos y mantener un "diálogo constante" con el Museo Nacional de Escultura "y con María Bolaños", directora del complejo museístico de San Gregorio.

 

Por último González Hontoria ha afirmado que su propósito es "potenciar el pensamiento crítico" y hacer pensar a la gente, pues "el arte debe ser el instrumento con el que se pongan en duda las grandes verdades". "Potenciar la curiosidad es nuestra labor, es lo que la gente espera de nosotros", concluía.

 

EL PATIO HERRERIANO EN CIFRAS

 

Pero, ¿qué Patio Herreriano se encuentra el nuevo director? Pues según la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, González Hontoria afronta un "reto importante" con un "listón muy alto", después de que hace dos años el museo fuese "un refectorio apenas conocido de una coleción de arte" y que el Ejecutivo municipal recuperase su gestión.

 

"No había conexión entre el museo y la ciudad, y decidimos cambiar la dinámica y la dirección, para convertir el museo en un referente", señalaba Redondo. Misma idea en la que incidía Juan González-Posada, quien durante estos dos años y medio ha liderado el equipo encargado de la gestión del Herreriano.

 

"Ha sido un trabajo duro, arduo, hemos sufrido y disfrutado con los éxitos conseguidos", señalaba González-Posada, encargado de desgranar las cifras del museo en la actualidad. En 2018, el Patio Herreriano superó la barrera de los 100.000 visitantes, alcanzando las 105.383 personas en sus salas; y en los dos primeros meses de 2019, con datos a fecha de 26 de febrero, la cifra asciende a los 13.509 visitantes, un 40% más con respecto al mismo período del año 2018.

 

Desde su apertura, el 4 de junio de 2002, el museo ha registrado 878.225 visitas, y González-Posada pronostica alcanzar la cifra total de los 900.000 en "aproximadamente un mes". Respecto a las exposiciones, el Herreriano ha registrado un total de 33 en el año 2017, una cifra que ha aumentado hasta las 37 en el 2018. En total, el pasado año se han mostrado en las salas expositivas un total de 222 obras de 121 artistas diferentes, entre ellos Chillida o Díaz-Caneja.

 

 

 

 

Noticias relacionadas