Javier Castaño se niega a torear en Muro al no cobrar los honorarios

Javier Castaño abre la Puerta Grande de Alba (Foto: De la Peña)

El festejo celebrado en Mallorca se detuvo tras el primero de la tarde porque los toreros se negaron a torear porque no habían cobrado sus honorarios. La corrida, que empezó a las 6 de la tarde y finalizó a las once de la noche, se detuvo en dos ocasiones en medio de un enfado del público.

Increíble o no el espectáculo que se vivió este domingo en la plaza de toros de Muro (Mallorca) es completamente cierto. Con seis toros de Partido de Resina para el salmantino Javier Castaño, Alberto Lamelas y Cristian Escribano. El festejo comenzó a las 18:30 horas y no terminó hasta las 23:00 horas, fue entre medias cuando pasó todo, según explica el portal taurino Aplausos.

 

El festejo se detuvo tras el primero de la tarde porque los toreros que actuaban a pie se negaban a torear porque no habían cobrado sus honorarios. Se reanudó, pero más tarde y tras la muerte del segundo, otra vez se detuvo porque la cuadra de caballos tampoco había cobrado. Una vez solucionado el problema, se reanudó de nuevo.

 

Finalmente, en el tercio de varas del cuarto de la tarde comenzaron a caer botellas, botes y todo tipo de objetos al ruedo. Finalmente, la corrida acabó en torno a las 23 horas.