Izquierda Unida denuncia ataques a su sede de Valladolid

El centro de trabajo de la formación ha aparecido con las cerraduras selladas con silicona y apuntan a la "normalización del discurso de VOX" como una de las causas de estos hechos.

Según informa Izquierda Unida, este jueves la sede del partido en la capital vallisoletana ha aparecido con sus cerraduras selladas con silicona, lo que ha obligado a cambiar el candado y la cerradura con la ayuda de un cerrajero y ha impedido el acceso a la sede a lo largo del 16 de octubre.

 


Este último ataque se suma a los sufridos la semana anterior en los que la sede apareció con
pintadas de "Rojos fuera" y desperfectos en el portero automático y la placa de la sede.

 

La formación asegura que "por desgracia, estamos acostumbrados a que cada cierto tiempo se sucedan estos ataques, en el pasado hasta hubo un fuego provocado en la puerta, pero estamos
asistiendo en los últimos meses a un repunte de los ataques que pretenden intimidarnos".

 

En un comunicado, Izquierda Unida "asocia el aumento de estos sucesos a la normalización del discurso de violencia y confrontación que propugna VOX y el resto de partidos de la derecha española".