IU promueve la elaboración de una "Guía viva de Valladolid"

Izquierda undia pretende mediante esta iniciativa mejorar el conocimiento de Valladolid y promover su aprecio.

El Grupo de Izquierda Unida ha propuesto a la Concejalía de Atención y Participación Ciudadana la elaboración municipal de una 'Guía viva de Valladolid', como instrumento para el mejor conocimiento, territorializado, de todos los recursos municipales, así como para promover el aprecio por la ciudad y potenciar la participación en la definición de sus valores.

  

Se trata de un 'libro digital' (una página web) en el que, ordenado por calles y plazas, se vaya informando de los elementos patrimoniales existentes como integración de historia y presente, espacio y uso del espacio, tal y como explica IU a través de un comunicado.

  

Entre los objetivos de esta iniciativa figuran también el aprendizaje práctico de los servicios disponibles y actitudes de respeto, además de los recursos municipales de todo tipo presentes en la zona, de las actividades previstas y que, junto a ello, incluya también los comentarios históricos y valorativos que sobre los elementos de esos mismos espacios se redacten, tanto por especialistas como por el público y el vecindario que quiera intervenir.

  

Para su elaboración, la formación que lidera Manuel Saravia propone  contar con la participación de todos los departamentos municipales: Urbanismo, Cultura, Bienestar Social, Medio Ambiente...pero también con el concurso de historiadores, periodistas, geógrafos, educadores, así como con asociaciones, entidades públicas y privadas, y todos quienes quieran aportar su visión sobre cada uno de los ámbitos, los rincones, los edificios, ciertos locales que congregan a la población de cada barrio, comercios, algunos rótulos y mobiliario, espacios verdes...que constituyen el alma del paisaje urbano en que se vive en la ciudad.

  

IU se acoge, en esta propuesta, al recuerdo de la 'Guía secreta de Valladolid' que publicó Emilio Salcedo en 1979, y en la que se quería informar no sólo de los aspectos históricos o literarios de la ciudad, sino también de la visión particular del autor sobre determinados lugares, la vida cultural y social que albergaban, incluso las expectativas de futuro que allí se suscitaban.

   No sería la misma idea, pues la guía que ahora se propone sería promovida y construida desde el Ayuntamiento, con múltiples manos y voces y permanentemente actualizada, frente al documento personal y de fecha cerrada del autor salmantino.

   Pero el objetivo último es similar, especialmente el de promover, junto a la crítica, el aprecio por la ciudad en que se vive como instrumento para mejorar el futuro de sus habitantes.