IU de Valladolid preguntará a Mercedes Cantalapiedra por las 'ecoterrazas'

 El Grupo Municipal de Izquierda Unida, ante el anuncio de que cuatro de las cinco 'ecoterrazas' instaladas en la ciudad van a desmontarse por renuncia de los adjudicatarios, preguntará a la concejala responsable de su instalación, Mercedes Cantalapiedra, sobre diversos aspectos de su construcción, uso, coste y futuro de las instalaciones.

Aunque es un tema de urbanismo, directamente relacionado con la ocupación y uso de la vía pública, IU, a través de un comunicado recogido por Europa Press, precisa que ha sido sin embargo la concejala Cantalapiedra quien se ha hecho cargo desde el primer momento de su diseño, realización, alquiler e instalación.

 

Las 'ecoterrazas' empezaron a idearse en 2006, aunque su adjudicación data de febrero de 2010. Se montaron con un presupuesto cercano a 1,5 millones de euros, procedentes del primer Fondo Estatal de Inversión Local (Plan E), destinado a la creación de puestos de trabajo. La propiedad de los cinco pabellones es del Ayuntamiento, quien las adjudicó por un plazo de 20 años debiendo pagar los hosteleros un canon anual de 10.000 euros.

 

IU incide en que fue Mercedes Cantalapiedra quien apostó más claramente por este sistema de ocupación del espacio público desde el primer momento, y se mostró "convencida de que en el plazo de un año, con el empuje del AVE en marcha", estos elementos pondrían en valor a la Acera de Recoletos como "puerta de entrada hacia el casco histórico de los viajeros que lleguen a la estación de Campo Grande".

 

Pero lo cierto, critica la formación que lidera Manuel Saravia, es que las 'ecoterrazas' se han mostrado como elementos superfluos y muy costosos, incómodos y ajenos a un uso más razonable de la calle.

 

A juicio de IU, suponen "una muestra más del fracaso de una política municipal centrada en actuaciones de imagen que en muchos casos, como el que nos ocupa, se han mostrado sin sentido".