Isolux-Corvián reclama dos millones de euros al Ayuntamiento de Valladolid por el parking de La Antigua

Empresa y Consistorio negocian un acuerdo para evitar el pago que reclama la compañía tras paralilzarse el proyecto. 


 

Isolux-Corsán reclama cerca de dos millones de euros al Ayuntamiento de Valladolid por la paralización del aparcamiento de La Antigua, que finalmente no llegó a construirse.

 

Puente, quien ha presentado el balance de las ayudas concedidas a familias vulnerables en 2016, se ha expresado así tras la reunión mantenida junto al concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, con la constructora que iba a llevar a cabo las obras, que finalmente no se hicieron tras los fallos judiciales en contra del proyecto.

 

El alcalde ha aclarado que la empresa reclama gastos por presupuestos de proyectos, otros por las prospecciones llevadas a cabo y también entiende que se ha producido un lucro cesante, es decir, una pérdida de beneficios, por no llevarse a cabo el proyecto.

 

Para abordar este asunto, el alcalde y el concejal de Urbanismo han mantenido una reunión con el fin de intentar "acercar posturas" para pagar una indemnización y evitar un procedimiento judicial. Sin embargo, faltan algunos informes, entre ellos de asesoría jurídica, y esperan que en el próximo mes se pueda llegar a una solución y, "obviamente", intentar que la cuantía sea menor de la que se reclama, ha explicado el primer edil.

 

Óscar Puente ha señalado que esta es la "herencia recibida" del anterior equipo de Gobierno, que incluye afrontar otros gastos como los más de 200.000 euros que se tienen que "soltar" a uno de los propietarios de los áticos del edificio de Caja Duero en Zorrilla.