Isaías Martínez: "La suspensión de la Semana Santa de Valladolid es un golpe muy duro para las cofradías"

El presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid destaca que la celebración de los días de pasión continúan de la misma forma a pesar de no haber procesiones.

La Semana Santa es una fecha clave dentro del calendario de los vallisoletanos; durante unos días la ciudad se convierte en un auténtico museo al aire libre gracias a la belleza y valor de las tallas que los cofradrías y hermandades sacan a procesionar. Tan solo la lluvia ha impedido en los últimos años que esto no sucediera, pero el impacto del coronavirus en la sociedad ha obligado a parar todo, nadie se libra del Estado de Alarma y pese a quien le pese en este 2020 las procesiones de Semana Santa se han cancelado. Para encontrar el último año en el que se suspendieron todas las procesiones hay que remontarse a 1936. Otras tres veces más sucedió lo mismo. Fue en 1932, 1933 y 1934. Desde entonces, nunca se han vuelto a suspender.

 

Desde la Junta de Cofradías de Valladolid, su presidente Isaías Martínez asegura que es una de las decisiones más difíciles que ha tenido que tomar desde que accedió al cargo hace menos de dos años: "Con las noticias que nos iban llegando sobre el virus íbamos teniendo cada vez más claro que tendríamos que suspender las procesiones de Semana Santa muy a nuestro pesar. Era un decisión difícil, pero había que tomarla porque la salud es lo primero".

 

El mensaje que Martínez reitera una y otra vez es que "la Semana Santa sigue", a pesar de no haber procesiones el presidente de la Junta de Cofradías sigue disfrutando de estos días, pero de una manera totálmente diferente. "Continúo viviendo estos días como un cofrade más, sigo los actos que haría estos días en la calle, pero desde mi casa gracias a que muchas hermandades han apostado por retransmitir los actos. Todo sigue su curso".

 

A pesar de este parón las Cofradías de Valladolid continúan realizando su labor con los demás en plena crisis sanitaria. En cuanto el Estado de Alarma saltó, las hermandades de la ciudad se unieron para aportar su granito de arena, por ello entre las 20 cofradías decidieron donar 1.000 euros cada para comprar equipo de protección individual para que los sanitarios puedan realizar su trabajo con la mayor seguridad posible dado que "sin ellos no seremos capaces de luchar frente a este virus".

 

Su labor ha sido tal que hasta el mismo Rey de España ha querido conocer de primera mano la labor que las hermandades vallisoletanas han realizado. "Quedó encantado con este esfuerzo y mandó mucho ánimo a los cofrades para afrontar con más que nunca estas fechas tan complicadas", aseguró el presidente mientras es consciente que está ante un hecho histórico que va dejar consecuencias severas.

 

Precisamente Martínez echará mucho de menos la procesión general que este viernes debería celebrarse en Valladolid, al igual que las procesiones de regla que hacen las cofradías, tanto por su historia, como por su sentimiento. "No se puede cifrar el dinero que se va a perder, pero tenemos que lidiar con esto de la mejor manera. La suspensión de la Semana Santa es un golpe muy duro para las Cofradrías de Valladolid".

 

Procesiones no hay y tampoco se espera que estas se trasladen a otras fechas como se ha dicho desde instancias del Vaticano que se podría hacer. Desde la Junta de Cofradías se ve "poco probable" y más aún cuando estas fechas coincidirían con el fin de las fiestas de Valladolid. "La realidad es que despues de una semana de fiesta no pega mucho sacar a la calle yacentes y crucificados. Nuestra intención es poder quitarnos ese gusanillo de procesionar en octubre cuando se celebre el Encuentro Nacional de Jóvenes Cofrades", asegura.

 

Lo que está claro es que la Semana Santa volverá el año que viene y entonces los cofrades, aunque recuerden este año, saldrán con más ganas y devoción aún, por el presidente de la Junta de Cofradías les quiere decir a todos ellos que "desde que les fueron impuestas sus medallas están en su ADN, por lo que con fe y la unión con sus hermanos cofrades saldrán adelante".