Isabel La Católica recuperará un carril para tráfico rodado a la altura del Puente

Cruce de Isabel La Católica donde se recuperará un carril para tráfico rodado. JUAN POSTIGO

El Ayuntamiento reconoce embotellamientos al haberse acotado a una sola vía y en breve comenzará las obras para desviar por la acera el nuevo carril bici en ese tramo

Borrón y cuenta nueva. Ya lo venía diciendo el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, respecto a los últimos cambios que están teniendo lugar en la ciudad respecto a la movilidad. Hay posibilidad de cambios improvisados, según se vea el nivel de errores y aciertos, y después de “una primera evaluación”, tal y como ha reconocido este miércoles el propio primer edil, ya se ha detectado dónde hay más problemas.

 

“En el punto del Puente de Isabel La Católica, yendo en dirección hacia Paseo Zorrilla”. Efectivamente, Puente exponía ante los medios la problemática del lugar después de haberse reducido de dos a un carriles para tráfico rodado, dejando el restante para un nuevo carril bici.

 

“El problema es que cuando van a girar a la derecha dos o tres vehículos, desde Isabel La Católica hacia el Puente, se forma un pequeño tapón para quienes quieren seguir recto hacia el Paseo de Zorrilla”, reconoció el alcalde. “La decisión que hemos adoptado es hacer una obra que tendrá su inicio poco antes de la entrada del párking de Isabel La Católica, de manera que el carril bici irá por el interior de la acera, entrando ligeramente en el parque de La Rosaleda”.

 

De esta manera, habrá dos carriles justo antes del Puente, ambos con capacidad de veinte vehículos, y que permitirán el giro a la derecha y seguir hacia adelante hacia Paseo Zorrilla. “Con esta intervención esperamos paliar los embotellamientos en ese punto. Ya dijimos que haríamos evaluación y que podría haber cambios”, se ha justificado Puente.

 

Sea como sea, el regidor también explicó que se descarta hacer todo el carril bici por la acera toda vez que está recién instalado en la vía que antes era para tráfico rodado. “Es una cuestión de dinero. Todo lo que se ha hecho en cuanto a movilidad estos meses es con una base económica muy limitada, la inmensa mayoría de obras son de pintura y señalización, básicamente”, cerró.