Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Investigan robos con fuerza en bares de Valladolid, Arroyo y Fuensaldaña

El bar Habanita, en la calle Rastrojo

En todos los casos hubo forzamiento de cajas registradoras y máquinas tragaperras.

La Policía Nacional y la Guardia Civil, cada una en su demarcación, investigan la comisión de distintos robos registrados la madrugada de este martes en Valladolid capital, Arroyo y Fuensaldaña, en todos los casos consistentes en el forzamiento de cajas registradoras y máquinas tragaperras.

 

La primera alarma se produjo poco antes de las 00:55 horas cuando la Policía Municipal recibió una llamada que alertaba de la posible comisión de un robo en el bar Bronce, sito en la calle Cardenal Torquemada, si bien los agentes actuantes, una vez inspeccionado el local, emitieron informe negativo al no detectar nada irregular, según informaron a Europa Press fuentes del caso.

 

Horas después, sobre las 02:45 horas, la Policía Municipal acudió en apoyo de la Policía Nacional tras denunciarse un robo consumado en el bar La Habanita, en la calle Rastrojo, donde los autores 'reventaron' la caja fuerte y máquinas recreativas, sin que haya trascendido el importe del botín.

 

Con posterioridad, ya fuera de la capital, la Guardia Civil se vio obligada a actuar tras denunciarse otros dos robos en bares de Arroyo y Fuensaldaña.

 

El primero de ellos se produjo en el bar La Parva, en la calle José Luis Lasa, dentro de la Urbanización La Vega, en Arroyo de La Encomienda, donde, una vez forzada la persiana metálica y la puerta, el autor o autores se apoderaron del dinero de la caja registradora y de las tragaperras.

 

El mismo 'modus operandi' fue utilizado una hora después para la comisión de un nuevo robo de estas características en la localidad de Fuensaldaña, en este caso en el bar Moderno, en la Plaza de Cardenal Parrado. De nuevo los 'cacos', tras violentar la puerta de acceso, se llevaron la recaudación de las máquinas de juego.

 

GUARDIA CIVIL NO INCLUIDA EN LA SALA CONJUNTA

 

Lo ocurrido en las últimas horas ha vuelto a reactivar la demanda de la AUGC para que la Guardia Civil sea incluida en la Sala Conjunta que desde el año 2006 viene operando con éxito y que hasta la fecha ha permitido la integración y colaboración estrecha entre los componentes de la Policía Nacional y la Policía Local de Valladolid.

 

Fuentes de dicha asociación, consultadas por Europa Press, lamentan que la no inclusión de los tres cuerpos en una sala conjunta "provoca dilaciones en los tiempos de reacción cuando los autores de este tipo de hechos aprovechan las vías de comunicación rápida para cometerlos, tanto el en área metropolitana como en la capital", algo que, según sostienen, se les complicaría si se atendiera a su reivindicación ya que "se favorecería así los operativos de cierre de este tipo de carreteras".

 

AUGC lamenta que su petición ya fue formulada a la anterior delegada del Gobierno y a la nueva, sin que, como así critica, se le haya dado respuesta alguna.