Investigan a los padres de una bebé de un año tras dar positivo en cannabis

Porro

El Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga tiene una causa abierta en la que investiga a los padres de una bebé de un año por un delito de maltrato infantil por dejación de funciones, después de que la niña diera positivo por cannabis en una analítica realizada tras acudir los progenitores a urgencias al notarla muy adormecida.

Los padres comparecieron la semana pasada ante la jueza de instrucción y no se acordaron medidas cautelares sobre ellos, informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

 

Los hechos que se investigan sucedieron el pasado 3 de enero en la capital cuando al llegar del trabajo la madre observó que la pequeña, que es la única hija de la pareja y se había quedado a cargo de su padre, estaba muy adormecida, por lo que la llevaron a urgencias del Hospital Quirón Salud Málaga, que puso en marcha el protocolo de menores, según ha adelantado este miércoles diario SUR.

 

Los pediatras del centro sanitario examinaron a la niña pero no parecía estar enferma por ningún virus o infección. Sin embargo, tras un comentario del padre sobre la posibilidad de que se hubiera intoxicado por un porro, los médicos le hicieron a la bebé, de 12 meses, una analítica de tóxicos, que dio positivo por cannabis.

 

Desde el hospital pusieron en marcha el protocolo de menores correspondiente. Tras tener conocimiento del caso, el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía, como corresponde, ha realizado la intervención oportuna para obtener toda la información relativa al mismo.