Investigado el trabajador de una finca por usar trampas que causaron la muerte a un perro

La investigación se inició cuando los integrantes de una protectora de animales de Cieza alertaron a la Guardia Civil de la aparición del cuerpo sin vida de un perro en el interior de un cabezal de riego de una explotación agrícola de la localidad. 

La Guardia Civil ha abierto una investigación al trabajador de una finca en Cieza que causó la muerte a un perro, para lo que se valió del uso de lazos metálicos.

 

La investigación se inició cuando los integrantes de una protectora de animales de Cieza alertaron a la Guardia Civil de la aparición del cuerpo sin vida de un perro en el interior de un cabezal de riego de una explotación agrícola de la localidad donde, al parecer, el can había quedado atrapado con un lazo de cable de acero enrollado en su cuello.

 

Tras realizar las pesquisas pertinentes por guardias civiles especializados en prevención de seguridad ciudadana se pudo constatar que el lazo o trampa para animales, presuntamente, había sido colocado por un trabajador de la explotación agrícola.

 

El sospechoso era el responsable del mantenimiento del cabezal de riego, que se encuentra vallado perimetralmente, en el que apareció el animal sin vida.

 

Además, posee un corral con gallinas en su interior, las cuales recientemente habían sido atacadas por algún animal que se había introducido por debajo de la valla perimetral, al interior de la parcela.

 

La trampa que causó la muerte del perro se encontraba colocada en el lugar por el que existía un movimiento de tierra escarbado por el animal para acceder al interior de la instalación del cabezal de riego, al parecer con el propósito de poder alimentarse.