Instalan en la línea 7 de Auvasa los pantógrafos que proporcionarán carga a los autobuses eléctricos

En verano, cinco autobuses de la línea que une Arturo Eyries y el Barrio Belén funcionarán de forma totalmente eléctrica, gracias a la recarga ultrarrápida de 6-8 minutos a principio y final de línea.

El próximo verano, los usuarios de la línea 7 del servicio público de autobuses de Valladolid disfrutarán de un trayecto totalmente verde. Y es que será en junio o en julio, cuando los cinco vehículos que completan esta línea entre Arturo Eyries y el barrio Belén hagan todo el trayecto con propulsión eléctrica. Los pantógrafos, infraestructuras de recarga, ya se están instalando al principio y al final de línea.

 

En concreto, se está montando uno de los puntos de carga en la calle 12 de Octubre que permitirá que, en unos 6-8 minutos, una recarga ultrarrápida del autobús. Una vez que se acaben de instalar ambas instalaciones comenzarán un tiempo de pruebas, según ha explicado a este periódico el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Luis Vélez.

 

El Ayuntamiento de Valladolid adquirió hace algunos meses cinco autobuses híbridos, que ahora funcionan con combustión diesel, y que seguramente durante el mes de julio puedan ser propulsados cien por cien eléctricos, tal y como señala Vélez.

 

Se trata de vehículos fabricados por la empresa gallega Vectia, cuyo precio supera los 420.000 euros. Dos de ellos han sido financiados por el programa europeo movilidad sostenible de Remourba. Los nuevos autobuses muestran una evolución en el sistema eléctrico que partirá de un uso de capacidad eléctrica menor en sus inicios, hasta un almacenamiento de capacidad eléctrica máxima que le permitirá circular en modo eléctrico puro durante todo el recorrido gracias a la energía procedente de la carga entre el inicio y el final de la línea.

 

Como ha recordado Luis Vélez, tanto estos dos nuevos autobuses llevan un nuevo diseño de serigrafía, con el color blanco predominante, detalles en color carmesí que recuerdan a las llamas del escudo de la ciudad y la palabra 'ecoeléctrico' y una gran letra 'E' en color verde, lo que les identifica con el respeto por el medio ambiente y con la imagen corporativa de Auvasa.

 

Este diseño, según Vélez, responde a la intención de "destacarles de alguna forma" por tratarse de autobuses adquiridos con subvención del proyecto Remourban. "De cara al futuro, veremos como incorporamos los próximos", Ha apuntado el concejal, quien en todo caso ha matizado que "lo importante no es el color, sino el servicio que presten a los ciudadanos".