Insípido empate del Real Valladolid ante el Tenerife

La Liga

Los blanquivioletas, que terminaron con uno menos por expulsión de Juan Villar, no lograron pasar del empate, pese a disponer de las mejores ocasiones.

REAL VALLADOLID: Pau Torres; Moyano, Guitián, Álex Pérez, Balbi; André Leão, Joan Jordán (Mata, min. 89), Míchel (Rafa, min. 85); Juan Villar, Raúl de Tomás (Sergio Marcos, min. 71) y Jose.

 

CD TENERIFE: Dani Hernández; Raúl Cámara, Jorge Sáenz, Germán, Camille; Omar Perdomo (Tyronne, min. 85), Vitolo, Alberto (Jouini, min. 89), Aarón Ñíguez (Suso Santana, min. 70); Amath y 'Choco' Lozano.

 

ÁRBITRO: Pizarro Gómez, asistido en las bandas por Carreño García y García González. Mostró tarjeta amarilla a los locales Joan Jordán y Moyano, y a los visitantes Vitolo, Alberto y Germán. Expulsó, por doble amonestación al blanquivioleta Juan Villar.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 25 de LaLiga 1|2|3. Antes de empezar el encuentro, presenciado por 8.139 espectadores, se guardó un minuto de silencia en memoria de los fallecidos en la tragedia del pasado viernes en Angola.

El Real Valladolid dejó escapar una buena oportunidad en su casa para dar un golpe sobre la mesa ante un rival directo por el play-off. Pero el Tenerife, en manos de Dani Hernández, desbarató las dos más claras del partido y salió vivo de Zorrilla. Además, logró el botín del golaveraje particular, puesto que se impuso en Heliodoro en la primera vuelta.

 

Salió más metido el Tenerife, que comenzó a rondar el área blanquivioleta, aunque sin éxito. Pau Torres atrapó un centro y el intento de Aarón Ñíguez, con un disparo lejano, se marchó alto. La tarde y la hora parecieron afectar al Pucela, puesto que le costó once minutos aparecer. Pero lo hizo con la ocasión más peligrosa hasta el momento, con un balón de Míchel que se quedó a medias entre un tiro y un pase al segundo palo.

 

El guion tuvo más color visitante. El conjunto blanquiazul siguió metiendo miedo con sus llegadas, como en una combinación entre Amath, Aarón y 'Choco' Lozano, que terminó con el remate desviado de este último. También lo intentó Omar Perdomo desde lejos, con un chut que, aunque no fue a portería, sacó los primeros silbidos de la parroquia local.

 

La desesperación aumentó con unos minutos en los que el Real Valladolid no consiguió dar más de dos pases seguidos. Los nervios se templaron pasada la media hora, cuando recuperó el balón y tuvo opción de hacer daño a su rival. Aunque ni por esas. Ninguno de los dos llegó a calentarse demasiado y el partido invitaba a echarse la siesta. El Tenerife gozó de un tres para dos que desperdició porque a Camille se le fue largo el control y Balbi pudo despejar.

 

Sin ritmo continuado, ni goles, ambos conjuntos se marcaron el objetivo en la segunda`mitad de mejorar lo demostrado en la primera, algo que no era muy difícil. Raúl de Tomás empezó a carburar con un remate de cabeza que se marchó alto y dos faltas consecutivas -una al brazo de Vitolo, que se encontraba en la barrera, y otra, por esta infracción, que se fue muy desviada-.

 

Los minutos pasaron y en el terreno de juego nada ocurrió. El Pucela quiso el balón y por ello Paco Herrera sacrificó a De Tomás para dar entrada a Sergio Marcos. Lo logró, pero de poco le sirvió porque una 'Villarada' dejó a los blanquivioletas con uno menos por la segunda amarilla del onubense.

 

Pese a ello, los locales dispusieron de una oportunidad muy clara en las botas de Joan Jordán. Dani Hernández tuvo que estirarse al máximo para desviar a córner un gran disparo del centrocampista. Trataron de tirar de orgullo y Álex Pérez dispuso de una muy clara en el añadido, pero el cancerbero exblanquivioleta volvió a mandar el balón a saque de esquina.

 

En la próxima jornada repetirá horario (16:00), aunque cambiará de rival y de día de la semana. Visitará el sábado 16 de febrero al UCAM Murcia, equipo que se llevó los tres puntos de Zorrilla en la primera vuelta con un gol en los instantes finales del encuentro.