Inma San José Negro. Momentos conscientes

Palabras contra el olvido 169.

Toda obra artística posee una materia que se forma siguiendo los parámetros de alguna idea estética determinada. En este sentido, la fotografía de Inma San José Negro (La Santa Espina (Valladolid). 1967 es fotografía objetual y conceptual a partes iguales.

 

ISN recorre un itinerario que acerca al visitante -que recorre el pasillo interactivo del Centro Cultural Miguel Delibes-   a la vida y al arte,  mostrando la irregularidad de las formas explicada en colores y formas sugestivas que atraen y retienen la mirada del visitante recordando mucho a esas tardes largas de verano en el que uno se entretiene mirando las nubes y poniendo nombre a sus formas y tamaños.

 

Les confieso que a mí esta exposición me gusta. Y ya sabe, las exposiciones, como los libros, o los perros, te gustan o no te gustan. A las personas que le gustan los libros, los perros, las navidades  o las exposiciones no son más inteligentes, ni más versátiles, ni más buenas, ni más malvadas  que a los que no les gusta. Solamente se trata de distintos intereses, no hay que darlos más vueltas.

 

Lo que da valor a una exposición como esta nunca es lo perceptible de la verdad que puede contar. Porque los artistas e Inma San José Negro, lo es, siempre prestan atención a cosas que los demás no vemos y aportan un punto de vista novedoso sobre asuntos o cosas que para los demás pasan desapercibidas.

 

Este se me antoja puede ser uno de los propósitos de esta exposición: subrayar la capacidad que tiene la fotografía para realizar conexiones que no solemos hacer normalmente y darnos una nueva perspectiva que nos permita ver cosas y formas invisibles.

 

Sabemos que la memoria no es una réplica de lo que ocurrió, sino una interpretación de los hechos. Recordamos en función de necesidades y que lo se busca son historias coherentes, no la verdad. La sombra que proyecta esta exposición de Inma está plagada de historias invisibles a primera vista y a segunda. ¿Cuál es su secreto? ¿Qué proporciona al visitante?  Eso tiene que descubrirlo el espectador por su  cuenta.

 

Otro de los propósitos de esta exposición tiene que ver y mucho con el libre albedrío. El libre albedrío es la potestad de las personas para elegir y tomar sus propias decisiones. El libre albedrio para mirar y recordar aquella famosa frase de Duchamp “el arte está en todas las partes”.

 

Solo hacer falta,  como hace ISN,  tener la capacidad de mirar las cosas de otra manera para que la naturaleza aparezca bajo el efecto del objetivo como nueva representación y simbología.

 

Con todo mi afecto para Ignacio y Leo.