Iniciada la reurbanización de la calle Juan II de Castilla
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Iniciada la reurbanización de la calle Juan II de Castilla

La intervención cuenta con un presupuesto de 105.972 euros y tiene un plazo de ejecución de tres meses.

El Ayuntamiento de Valladolid ha iniciado recientemente la reurbanización de la calle Juan II de Castilla en el barrio de Huerta del Rey, en una actuación aprobada en Presupuestos Participativos por los vecinos, con un presupuesto de 105.972 euros, y que se dirige a corregir los problemas ocasionados por las raíces del arbolado.

 

El concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, ha visitado el inicio de las obras de reurbanización de la calle Juan II de Castilla, situada en el barrio de Huerta del Rey, y lo ha realizado junto con la Asociación Vecinal Pisuerga, con quien ha compartido los detalles de la obra.

 

Esta actuación, según han explicado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press, se enmarca en los Presupuestos Municipales participativos, y por lo tanto fue votada por los vecinos y vecinas de la zona.

 

La intervención cuenta con un presupuesto de 105.972 euros y tiene un plazo de ejecución de tres meses.

 

El estado de las aceras y calzadas de la calle Juan II de Castilla es actualmente "bastante irregular" debido al crecimiento de las raíces de los árboles, que en algunos tramos hace intransitables las aceras. Es por ello que dentro de los proyectos participativos se aborda la reforma de esta calle. La actuación consiste en el desmontado de los pavimentos afectados y su reposición.

 

Para ello será necesaria una primera poda de los árboles que descargue de ramaje para poder posteriormente cortar las raíces que han dañado el pavimento.

 

De la experiencia acumulada en los servicios técnicos de este Ayuntamiento, se ha extraído un sistema que ya se ha comprobado eficaz en otras actuaciones y que consiste en la creación de un muro enterrado de hormigón cubierto con una lámina de polipropileno que obligará a las raíces a crecer hacia abajo sin dañar el pavimento.

 

La reposición de pavimentos se ha previsto con aglomerado bituminoso en caliente para las calzadas y adoquines en las aceras, manteniendo la disposición actual de la calle con aceras y calzadas al mismo nivel.