'Iniciactiva' critica que la UVa baje el sueldo "sin previo aviso" a los predoctorales financiados por el Ministerio

El vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia, Óscar Martínez Sacristán, ha calificado dicha reducción como una "pequeña minoración de retribuciones"

La asociación de jóvenes investigadores de la Universidad de Valladolid (UVa) Iniciactiva ha criticado que la institución académica baja el sueldo "sin previo aviso" a los predoctorales con financiación de Formación del Profesorado Universitario (FPU) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

 

Según ha apuntado el colectivo en un comunicado recogido por Europa Press, después de "más de seis meses de retraso", la Universidad ha aplicado el Estatuto del Personal Investigador en Formación, que incrementaba el sueldo de los investigadores predoctorales, pero los investigadores con financiación FPU han recibido "con sorpresa" un descenso de su sueldo.

 

"Estos investigadores ya cobraban por encima del salario mínimo fijado por el EPIF y la UVA ha interpretado dicha retribución mínima como un salario fijo para todos los investigadores en formación", ha lamentado Iniciativa.

 

El vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia, Óscar Martínez Sacristán, ha calificado dicha reducción como una "pequeña minoración de retribuciones", como ha relatado la asociación, quien ha precisado que este también ha valorado el procedimiento y ha dado a entender que esta decisión debe redundar "en una mayor motivación y valoración para la fase inicial de la carrera investigadora".

 

Frente a ello, Iniciactiva ha subrayado que el EPIF dispone un salario mínimo y no puede "servir de excusa" para una reducción unilateral de salarios más elevados, pues eso implica una "clara ilegalidad", que se "acrecienta" al no haberse producido ninguna modificación contractual y al ser la universidad "mera transmisora" de un pago que se realiza desde el Ministerio.

 

Además, el colectivo ha criticado la calificación "positiva" de la aplicación del EPIF, cuando este ha llegado con seis meses de retraso y, además, supone "graves" perjuicios económicos para los investigadores de la institución académica.

 

Por otro lado, la asociación ha vuelto a recordar que antes la institución académica subvencionaba la matrícula de doctorado, que oscila los 400 euros y los empleados deben cursar para hacer la tesis y trabajar en la UVA como investigadores predoctorales, pero desde junio solo abonará el 50 por ciento y los jóvenes tendrán que pagar el resto.