Indignación entre las Autoescuelas de Valladolid ante los retrasos por la falta de examinadores
Cyl dots mini

Indignación entre las Autoescuelas de Valladolid ante los retrasos por la falta de examinadores

Una autoescuela en la calle San Lorenzo de Valladolid. JUAN POSTIGO

Actualmente hay potencialmente 3. 561 pruebas prácticas de conducción pendientes de realizar para obtener el permiso de conducir.

Los alumnos y alumnas de las Autoescuelas de Valladolid se están enfrentando a largas listas de espera derivadas del colapso producido en el servicio de exámenes de conducir de la Jefatura Provincial de Tráfico, situación  que viene dándose desde hace algún tiempo  que se ha agravado desde el inicio de la pandemia con la consecuente reducción de alumnos que pueden examinarse para obtener su permiso de conducción.

 

Actualmente hay potencialmente 3. 561 pruebas prácticas de conducción pendientes de realizar para obtener el permiso de conducir, lo que ha incrementado considerablemente la espera para poder realizar las citadas pruebas, situación que hace insostenible la continuidad del trabajo tanto de las empresas y por ende de sus profesores y administrativos, al no poder finalizar el proceso formativo y no poder dar entrada a nuevos alumnos a la formación práctica para no causar perjuicios económicos a estos, así como crear un malestar general en los alumnos y alumnas que aspiran a poseer su preciado permiso de conducción en un espacio de tiempo adecuado.

 

Por todo ello, la Asociación Provincial de Autoescuelas de Valladolid quiere trasladar su preocupación a todos los alumnos de los centros de la provincia y al resto de la sociedad, e informar que las autoescuelas nada tienen que ver con esta circunstancia, dado que la falta de personal examinador y de capacidad de examen en la Jefatura es un tema que únicamente compete a la administración pública, y comunica a todos los alumnos que se encuentren perjudicados por esta situación que entendemos su malestar y que igualmente el sector empresarial del que forman parte las autoescuelas está seriamente perjudicado peligrando tanto la continuidad de las empresas como de los puestos de trabajo que proporcionan.