Iñaki Urdangarin, ¿cerca de lograr su primer permiso penitenciario?

El pasado 18 de junio de 2018 entraba en esta cárcel de mujeres de Ávila a petición propia. A punto de cumplir un cuarto de la condena, todas las alarmas se han disparado por si Urdangarin conseguiría ya su primer permiso penitenciario.

Con las Navidades a la vuelta a la esquina, las cosas pueden cambiar muy y mucho para Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina. El que fuera Duque de Palma, cumple condena en la prisión de Brieva, donde está cumpliendo una sentencia de 5 años y 10 meses de cárcel por delito de corrupción.

 

El pasado 18 de junio de 2018 entraba en esta cárcel de mujeres de Ávila a petición propia. A punto de cumplir un cuarto de la condena, todas las alarmas se han disparado por si Urdangarin conseguiría ya su primer permiso penitenciario.

 

De momento, el marido de Cristina de Borbón acude dos días en semana al centro de voluntariado Hogar Don Orione, situado en Pozuelo para ayudar y colaborar en el centro de atención residencial para personas con discapacidad intelectual.

 

Clasificado en segundo grado, el régimen ordinario en el que se encuentran la mayoría de presos como Iñaki, su primera salida podría estar cerca por no decir inminente, este mismo 28 denoviembre, aunque lo más probable es que fuera en diciembre.

 

Al igual que cualquier otro interno, Iñaki Urdangarin podría acceder al tercer grado en alguna de las revisiones de su clasificación que la Junta de Tratamiento realiza cada seis meses.

 

Mientras su abogado Mario Pascual Vives se muestra como siempre prudente, aunque a tenor de sus palabras, el letrado no va a cejar en su empeño. Mario Pascual en declaraciones a CHANCE, afirma desconocer si el marido de la Infanta Cristina podría solicitar su permiso de salida penitenciaria este 28 de noviembre de cara a navidades:

 

"No lo sé todavía, habrá que esperar a ese día". El abogado del yerno del Rey Juan Carlos y Doña Sofía espera que su cliente pueda favorecerse de este permiso en navidades: "¡Ojalá!".

 

Prudente de nuevo se queda mudo cuando se le pregunta sobre el tema de arraigo y el domicilio de su hijo Juan: "Que tenga un buen día".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: