Impugnado el Pleno de Laguna sobre tasas e impuestos por indefensión y alteraciones en las propuestas de acuerdo

La Asociación de Vecinos La Calle ha presentado una reclamación por Pleno del  27 de diciembre al constatar "vicio manifiesto y reiterado en el sistema de votaciones empleado en la resolución de las alegaciones" de dicho colectivo. 


 

Según esta La Asociación Vecinal La Calle, "hubo una alteración manifiesta del expediente con posterioridad al 27 de diciembre que no refleja de quien parte la propuesta de acuerdo y su razón. Igualmente en el debate se hace una modificación manifiesta del sentido de nuestras alegaciones en la explicación previa a la votación, que poco tiene que ver con el sentido de nuestras alegaciones".

 

Según La Calle, cuando se inició el punto del orden del día donde se resolvían sus alegaciones, el secretario procedió a la lectura de la propuesta de acuerdo que consta en el expediente y que salió de la Comisión de Hacienda Preceptiva donde literalmente se decía “estimar en parte las alegaciones” de la asociación vecinal. El colectivo vecinal denuncia que fue "anulada la lectura del término por intervención del equipo de gobierno en interpretación propia y se introdujo el primer elemento de confusión  en el debate de resolución de las alegaciones acerca de si se trataba de 'estimar parcialmente', 'desestimar parcialmente', 'desestimar todo' lo alegado algo que la propuesta de acuerdo dejaba claro y más aún con la segunda intervención del Secretario sobre el particular. A este respecto recibimos  del 3 de enero, un documento no firmado con el acuerdo de Pleno, donde se recomendaba en las páginas interiores que se nos estimaran algunas alegaciones.  Pero en la conclusión cambiaron la palabra por 'desestimar las alegaciones' con la alteración del expediente inicial".

 

Este colectivo asegura que cuando se inició el sistema de votaciones tras el debate no se empleó el método de votar a favor o en contra de las alegaciones, sino un “sí o no desestimar una propuesta del equipo de gobierno”, introduciendo el segundo elemento de confusión, según la información enviada por La Calle a este periódico. "Alterando la naturaleza del punto del orden del día se procedió votar a favor o en contra de la desestimación y no de la alegación, generando confusión pues el voto afirmativo suponía estar en contra de la alegación, hasta el punto que muchos concejales expresaron dudas durante las votaciones".

 

En la explicación de cada alegación que la Asociación Vecinal La Calle había presentado, se introdujeron elementos de interpretación propia y particular del gobierno municipal alejados de lo expresado por escrito. "Se separó la eliminación de bonificación pedida de la tasa de agua para industrias, para votar aparte, sin proceder a la explicación de la razón de la misma ni las razones de la votación cuando la misma tenía una argumentación basada en un reparo de ilegalidad por la Intervención Municipal. Tampoco se ofreció explicación a lo que pedía la alegación sobre la razón y la factura de depuración a Valladolid que según informe ascendía a un millón de euros pero no había desglose de la factura ni indicación ninguna de su abono", añade la Asociación.

 

El hecho de aprobar inicialmente el presupuesto inicial 2017 deja en entredicho, según La Calle, el posible debate y acuerdo sobre las alegaciones de la modificación de tasas e impuestos municipales, pues dicho presupuesto se basa en los ingresos propios municipales. "Esto supone que las alegaciones están desestimadas de antemano antes incluso del Pleno y provoca una situación de clara indefensión de la Asociación Vecinal y de cualquier vecino que quiera alegar dichas tasas e impuestos. Incluso una alegación sobre  la distinción entre empadronados y no empadronados en el abono de la piscina municipal quedó desestimada y se presentó una propuesta de los grupos de gobierno en sentido de aprobación inicial cuando lo que estaba en el orden del día era la resolución de reclamaciones".