Igea y la Junta partidarios de mantener un confinamiento duro para "evitar una catástrofe"

Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

"No es el momento", afirma el vicepresidente de la Junta que pide estrictos controles, que no se hable de estrategia de desconfinamiento sin las medidas necesarias y cree que las personas mayores de 50 años, inmunodeprimidas o diabéticas no deberían volver a trabajar el lunes. 

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea cree que no deberían relajarse las medidas de confinamiento al menos hasta una semana después de que no se dieran más casos y que las medidas deberían ser progresivas e incluso provincializadas o por zonas básicas.

 

Igea la vuelta a la actividad productiva el próximo lunes “sin las medidas necesarias” como los guantes, las mascarillas, la toma de temperaturas y la separación. La Junta quiere que se mantenga la situación actual hasta que estas medidas sean una realidad. El vicepresidente, médico de profesión, ha señalado que “los mayores de 50 años en ningún caso deberían ir a trabajar por ser un grupo de riesgo”.

 

 Aunque el incremento es cada día menor y el balance de altas e ingresos es positivo, señala que “una relajación podría producir en 10-15 días un nuevo rebote que pillaría al sistema sanitario exhausto y que podría originar una catástrofe”.

 

"Nuestra recomendación es mantener la situación actual hasta que las medidas necesarias sean una realidad y las condiciones no se dan a día de hoy. No podemos reabrir actividad sino tenemos la seguridad de poder testear a todo el mundo".

 

La Junta solicita la reunión de expertos lo más rápido posible y que si no se tienen las medidas el lunes no se reabra la actividad. "No existen protocolos específicos ni material de protección suficiente y por eso nuestra recomendación es mantener la situación actual". 

 

"Nos jugamos la salud de nuestros conciudadanos y creemos que se debe convocar el comité de expertos a la mayor brevedad para ver las condiciones de la desescalada. Hay que hablar de eso y no podemos estar diciendo una cosa un día y otro día otra cosa", añadió respecto a las contradicciones respecto a este plan de desescalada mostrado por algunos ministros. 

 

PREOCUPACIÓN POR LA SEMANA SANTA

 

En este sentido, en un momento en el que se ha constatado una desaceleración en el número de casos que el pasado jueves llegaron a 1.300 nuevos frente a los 1.000 de hoy, la consejera de Sanidad ha mostrado su preocupación- "Hay casos nuevos", ha insistido Casado en un nuevo llamamiento a los ciudadanos a mantener la cuarentena social, máxime en estos días de la Semana Santa con un "ruego" para no acudir a las denominadas segundas residencias.

 

 

"La Semana Santa es un momento importante para seguir haciendo esfuerzos", ha sentenciado la consejera en ese llamamiento a continuar con la cuarentena social desde el convencimiento de que esta medida "sirve" porque representa un "esfuerzo colectivo" que beneficia "a todos".