Igea ve "incomprensible" la actitud de Puente y rechaza no tomar medidas "por miedo al alcalde"

Francisco Igea y Verónica Casado

"El virus se comporta así, tarda una semana en producir la curva de ingresos, esto obliga a tomar decisiones antes de que se produzca", ha insistido el vicepresidente

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, considera "incomprensible" la actitud del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, tras anunciar éste que recurrirá ante la Justicia las nuevas medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno regional para esta ciudad y la de Salamanca a fin de contener la expansión del coronavirus.

 

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, Igea ha advertido de que la Junta no puede adoptar medidas en municipios como Aranda de Duero, Íscar, Pedrajas de San Esteban o Salamanca "y no hacerlo en Valladolid por miedo al alcalde".

 

Francisco Igea ha subrayado que se trata de escenarios "difíciles de entender" para la ciudadanía, pero que la Junta ha aprendido "duramente" en este meses a tomar decisiones "a tiempo" porque esperar a escenarios "comprensibles" implica "mucho más daño".

 

"El virus se comporta así, tarda una semana en producir la curva de ingresos, esto obliga a tomar decisiones antes de que se produzca", ha insistido el vicepresidente, quien ha preferido "quedar como un señor temeroso que evita el daño" a uno "que toma decisiones tarde y hace mucho daño".

 

Además, Igea ha negado que estas nuevas medidas se hayan adoptado por la cercanía de las fechas en que deberían celebrarse las fiestas de Valladolid y Salamanca, sino por la "incidencia acumulada" de casos en ambas ciudades, con 14 enfermos en las UVI de ambas capitales y que en las próximas semanas "se puede duplicar a pesar de estas medidas".

 

Como ejemplo, se ha referido a las críticas por el confinamiento de Aranda de Duero (Burgos) cuando no había ningún ingreso, pero "a la semana hubo 18" y ha insistido en que hay que tomar las decisiones "cuando la gente no lo entiende", pues "no se pueden tomar en función del coste político".

 

El vicepresidente de la Junta se ha mostrado comprensivo con el "malestar" de los sectores afectados por estas restricciones, pero no así por el regidor vallisoletano, sobre lo cual ha diferenciado a Óscar Puente del resto del Ayuntamiento y ha reconocido que su reacción "no pilla de sopetón".

 

No obstante, ha recordado que Puente es "el hombre fuerte" del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Castilla y León, por lo que ha advertido a este partido que "no se puede pedir a las comunidades que tomen decisiones impopulares que otros no se atreven y luego llevarlas a los tribunales". "No se puede jugar a todo", ha recalcado.

 

Sobre la restricción de aforos en teatros y otros espacios sin atender a su tamaño, Francisco Igea ha recalcado que el problema "no es la organización del evento", sino el "contacto" que los asistentes pueden mantener a la salida del espectáculo, lo que ha motivado esta decisión, ya que "evitar el contacto social" es "clave" para combatir la pandemia.

 

Por último, Francisco Igea ha reconocido que es "cansadísimo" no poder volver a la vida previa, pero ha advertido de que esa vida "se puede acabar por un error".