Hosteleros y hoteleros de Valladolid citados por el juez para que acrediten su representatividad de cara al convenio colectivo

María José Hernández (Hosteleros) y Francisco Posada (hoteleros)

El objeto de la vista no es pronunciarse sobre el convenio colectivo, acordado en su día entre sindicatos y la Asociación de Hoteles pero sin acuerdo por parte de la representación de los establecimientos hosteleros, sino para determinar la representatividad de los integrantes de la mesa negociadora.

El juzgado ha citado para el próximo 21 de noviembre a la Asociación de Hoteles de Valladolid y a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería a una vista con el objeto de determinar la representatividad de cada una de las agrupaciones de cara a la firma del nuevo convenio colectivo del sector, que lleva en el aire más de año y medio.

 

Según ha explicado el presidente de la Asociación de Hoteles, Francisco Posada, la vista estaba inicialmente fijada para el pasado 18 de septiembre pero se el titular del Juzgado de lo Social que se encarga del caso retrasó la fecha al 21 de noviembre atendiendo a la petición de esta asociación de pruebas documentales que justifiquen la representatividad de las partes.

 

El objeto de la vista no es pronunciarse sobre el convenio colectivo, acordado en su día entre sindicatos y la Asociación de Hoteles pero sin acuerdo por parte de la representación de los establecimientos hosteleros, sino para determinar la representatividad de los integrantes de la mesa negociadora.

 

La Asociación de Hoteles ya ha presentado las pruebas en el juzgado, con un detalle de los empleados que trabajan en sus establecimientos que entienden que estarían sujetos a dicho convenio.

 

Además, Posada ha recordado que en su momento ya presentaron las pruebas ante la Inspección de Trabajo, y que "siempre se ha requerido cualquier documentación" la han presentado dentro de los plazos, mientras que entiende que la otra asociación no lo ha hecho así.

 

Se trata de un paso más en un largo conflicto en el sector de la hostelería vallisoletana que arrancó en marzo de 2018, cuando la Apeh se negó a firmar el acuerdo de convenio colectivo que previamente se había pactado debido a que defendían que el sector no podía asumir los incrementos salariales que recogía. Para ello, la patronal hostelera se escudó en la pérdida de las actas de una de las reuniones de la mesa negociadora.

 

La Asociación de Hoteles sí que había accedido a firmar el acuerdo, que se registró ante la Oficina Territorial de Trabajo, si bien ésta inició un proceso para determinar si el documento, sin el apoyo de la Apeh, podía contar con una representatividad patronal suficiente como para considerarlo vigente.

 

El litigio sobre el convenio, que la Apeh estima que afectaría a unos 10.500 trabajadores, continúa ahora después de que la OTT llevara el caso al Juzgado de lo Social.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: