Hosteleros de Valladolid advierten que ya han cerrado un 20% de negocios y que lo harán un 30% más
Cyl dots mini

Hosteleros de Valladolid advierten que ya han cerrado un 20% de negocios y que lo harán un 30% más

Una terraza  en Valladolid. JUAN POSTIGO

Las medidas frente a la Covid no ayudan a los hosteleros, que piden un plan de rescate para evitar que se sigan cerrando establecimientos.

Interiores cerrados, mal tiempo, establecimientos sin terraza y toque de queda a las 20.00 horas son algunas de las medidas que están haciendo caer en picado a la hostelería. Un sector que no ha parado de movilizarse desde el inicio de la pandemia reclamando ayudas y dando voz a miles de familias que se encuentran en casa sin poder abrir sus negocios.

 

Los hosteleros vallisoletanos se han cansado de esperar y anunciaron hace unos días su intención de convocar manifestaciones todos los martes a las 11 de la mañana, ante la sede de la Agencia Tributaria, una situación que volverá a verse este mismo martes tras la primera convocatoria de la semana pasada. Cientos de trabajadores participan en las movilizaciones denunciando la situación bajo el lema: “Nosotros pagamos los platos rotos”.

 

María José Hernández, presidenta de la Asociación de Hostelería de Valladolid, ha explicado que el sector se ve en una situación crítica: “Estamos esperando a que lleguen ayudas directas de inmediato, sino no podemos mantener los negocios y de ellos viven muchas familias. Necesitamos ese plan de rescate ya”.

 

La pandemia de la Covid-19 ha sido culpable de que numerosos establecimientos no puedan volver a levantar la persiana, a pesar de que lo han intentado cumpliendo las distintas medidas que ha ido decretando la Junta de Castilla y León. Actualmente, señalaba la presidenta de la Hostelería de Valladolid que un 20% de los establecimientos han cerrado en Castilla y León y que, si no se toman medidas, se prevé un cierre de otro 30% a lo largo del 2021.

 

Este martes se manifiestarán por el 'ocio nocturno', uno de los más afectados por la crisis sanitaria. Son muchos los locales que desde agosto no han podido abrir y, además, aún no saben cuándo lo podrán hacer ni bajo qué condiciones.

 

Hernández ha recalcado que es muy importante ayudar a los bares de la comunidad, pero apela a la responsabilidad individual para continuar con el buen funcionamiento y así evitar que sigan cerrando negocios: “No podemos olvidar que los hospitales siguen llenos y que para el correcto funcionamiento, todos debemos cumplir los protocolos sanitarios”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: