Honores a la Virgen de la Pasión con un solemne besamanos en la iglesia de San Quirce

Un devoto, en el solemne besamanos a la Virgen de la Pasión. J.A.G.

Como cada último lunes de cotubre, centenares de fieles no han querido pasar la oportunidad de participar en este acto devoto.

Último lunes de octubre. Besamanos a Ntra. Madre y Sra. María Santísima de la Pasión de la Cofradía de la Sagrada Pasión de Cristo. Una cita que reúne a muchos devotos de esta virgen que en 2001 recuperó esta penitencial ubicada en la iglesia de San Quirce y Santa Julita.

 

El secretario de la cofradía, José Ángel Carreño, explica que se celebra en esta fecha para cerrar el mes dedicado al rosario y porque precisamente fue en octubre (de 1531) cuando se constituyó esta penitencial, la segunda más antigua de Valladolid, por detrás de Vera Cruz,

 

Con un espectacular montaje, donde esta Piedad preside el espacio, muchos devotos se han acercado durante todo el lunes a rendir honores a la Virgen. A las 20.30 horas, cuando se ponga fin al solemne besamanos, se entonará la Salve, en uno de los momentos más emotivos de toda esta jornada.

 

José Ángel Carreño explica que durante los días 18, 19 y 20 de noviembre se rendirá homenaje a la imagen de Jesús con la Cruz a Cuestas. Este nazareno protagonizará un besapié el lunes 21 de noviembre. Excepto, Cristo Flagelado, el resto de las tallas procesionales de la Cofradía también tienen sus besapiés y besamanos. De esta forma, el Cristo de las cinco llagas y el Cristo del Calvario lo celebran durante la Cuaresma, al igual que la talla titular, el Cristo de la Pasión, uno de los actos previos a la Semana Santa con mayor participación y devoción.