'Hombres de piel dura' en Seminci: drama rural sobre la homosexualidad y la impunidad de los abusos en la Iglesia

En un entorno situado en el límite entre el medio urbano y el rural, la homosexualidad se convierte en un tabú frente a la masculinidad exacerbada que los hombres están obligados a demostrar

El prolífico director argentino José Celestino Campusano lucha por la Espiga de Oro de la Semana Internacional de Cine de Valladolid con 'Hombres de piel dura', un drama rural sobre las múltiples vertientes de la homosexualidad, así como de la impunidad de los abusos en el seno de la Iglesia basado en anécdotas verídicas.

 

En un entorno situado en el límite entre el medio urbano y el rural, la homosexualidad se convierte en un tabú frente a la masculinidad exacerbada que los hombres están obligados a demostrar. Y es que, según ha apuntado el propio Campusano durante la rueda de prensa posterior a la proyección de la película, "el pasivo amanerado no es el único homosexual".

 

En este contexto, el protagonista del filme, el joven Ariel, vive con pasión su despertar sexual tras cortar su relación con Omar, un sacerdote católico que le sedujo en su pubertad y que se aprovecha de su inocencia e inexperiencia para vapulearlo emocionalmente.

 

A partir de este golpe, Ariel emprende la dolorosa búsqueda del amor, coronada al relacionarse con un joven cuatrero llamado Ramírez, que vive en la clandestinidad hostigado por la policía.

 

Preguntado por lo explícito de la película, Campusano ha señalado que nunca hizo cine para complacer ni ganar premios "y menos para ganar dinero". Por ello, todas sus películas son "bastante irreverentes", aunque no le ha "temblado el pulso" a la hora de rodarlas. "Huyo de la complacencia y la comodidad", ha incidido.

 

El filme, que aborda también los escándalos de la pedofilia en la Iglesia, muestra una realidad "súper oscura" que, como ha afirmado Campusano, "es mucho peor de lo que se muestra en la película".

 

Además, Campusano, que siente debilidad por los no actores, ha explicado que su método es siempre el mismo: entrevista a gente que ha sido partícipe y protagonista de ciertas vivencias y mantiene los elementos reales en conjunción. A partir de ese punto, entra en un viaje vertiginoso con la única premisa de ponerse "del lado de la comunidad".

 

En este sentido, el director ha admitido que todos los personajes que aparecer en su filmografía provienen de la vida real, ya que a todos los ha conocido en persona.

 

EL DIRECTOR

 

José Celestino Campusano es un cineasta, productor y guionista argentino nacido en la localidad bonaerense de Quilmes en 1964. Hijo y hermano de boxeadores, estudió Cinematografía en el Instituto de Cine de Avellaneda en los 80.

 

Posteriormente permaneció al margen de la actividad cinematográfica hasta 2005, año en que dirigió su cortometraje 'Bosques'. Desde entonces ha estrenado más de doce largometrajes con su propia productora (Cinebruto), entre los que se incluyen los premiados 'Vikingo' (2009) y 'El perro Molina' (2014).

 

También ha cultivado otros formatos, como la realidad virtual, en 'Brooklyn Experience' (2017). En 2018, el Festival de Róterdam le dedicó una retrospectiva.