Historia de un accidente: coche volcado, positivo en alcohol, y positivo en drogas

@PoliciaVLL

Cuando parece que nada más estrambótico puede suceder, la realidad nos descubre que hay margen para la incredulidad. Sucedió en la Avenida Zamora, en Valladolid.

Miércoles por la tarde en Valladolid. Un día 7 de junio, de 2017. La Policía Municipal lleva tres dias, desde el lunes, con una campaña activa de concienciación sobre consumo de drogas y conducción, para prevenir y controlar a los pilotos que se pongan al volante bajo los efectos del alcohol y otras sustancias. Y suceden accidentes como este.

 

Un coche vuelca en la Avenida Zamora, en el cruce con Vázquez de Menchaca, en el Polígono de Argales. Es consecuencia de la colisión con otro automóvil. Los restos del primer vehículo ocupan un carril de la calzada y la Policía tiene que intervenir para regular el tráfico y devolver la normalidad. Hasta aquí, podría tratarse de un aparatoso accidente, dentro de la normalidad.

 

La sorpresa llega cuando, como suele hacerse en los accidentes, se realizan las pruebas de drogas. El conductor culpable del accidente había consumido droga y da positivo en el narco test. THC, el principal constituyente del cannabis.  El otro conductor, positivo en alcoholemia.

 

La trasdencia de los heridos no se ha hecho pública, lo que suele pasar cuando no son heridas de mucha gravedad. Pero sucesos como este, que se unen a los muchos que cada semana se producen en Valladolid, hacen pensar que algo puede estar fallando en la educación vial de los españoles.

Noticias relacionadas