Hervías tendrá que pasar por quirófano y dice adiós a la temporada

Hervías se lamenta tras una ocasión fallada en el partido contra el Villarreal. A.MINGUEZA

El riojano, con rotura del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda, estará cinco meses de baja.

Pablo Hervías ha dicho adiós a la temporada. Las pruebas diagnósticas han confirmado que el extremo riojano, incorporado a la disciplina blanquivioleta cedido por el Eibar durante el pasado mercado invernal, sufre la rotura del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda.

 

Hervías refirió molestias tras sufrir un traumatismo durante el partido contra el Villarreal del pasado 8 de febrero y los servicios médicos del Club comprobaron que se trataba de una reagudización de los síntomas de una lesión crónica ya conocida que, sin embargo, no le impedía competir con normalidad. El riojano, al margen del grupo durante una semana, fue sometido a un tratamiento conservador al que respondió bien, por lo que pudo volver a ejercitarse con sus compañeros y a entrar en las convocatorias del míster.

 

Sin embargo, en la sesión de entrenamiento de este lunes se acrecentaron las molestias y el futbolista, con el visto bueno de Sociedad Deportiva Eibar y Real Valladolid, ha decidido pasar por el quirófano. El tiempo de recuperación previsto es de cinco meses. Así, al tratarse de una lesión de larga duración, la entidad blanquivioleta podría incorporar a otro jugador en su lugar.

Noticias relacionadas