“Hemos llegado a entrar a un cuarto de hospital en Valladolid y encontrarnos al paciente muerto”
Cyl dots mini

“Hemos llegado a entrar a un cuarto de hospital en Valladolid y encontrarnos al paciente muerto”

Instalaciones del Hospital Río Hortega de Valladolid. JOSÉ Á. GALLEGO

El personal de limpieza se harta y pide mejores condiciones, más protección contra el Covid-19 y entrar dentro de la paga extra que ofrece la Junta a sanitarios

Se han cansado, o más bien llevan cansados prácticamente desde que empezó la pandemia, momento en el que se les empezó a tratar de una manera que no consideran justa. Los trabajadores de limpieza de hospitales y centros de salud de Valladolid ya han puesto el grito en el cielo y lo han exteriorizado el pasado 2 de diciembre, cuando se manifestaron frente a la Consejería de Sanidad.

 

¿Qué piden exactamente? En resumidas cuentas, una mejora general que se traduce en más protección frente a la Covid. Más y mejores equipos de protección individual –EPI-, más PCR y test para sentirse más seguros ante la enfermedad y, por supuesto, verse incluidos dentro de la paga extra que la Junta de Castilla y León ofrece al personal sanitario por su labor durante la pandemia.

 

Y es que pese a “estar en primera fila igual que los demás” con sus labores de limpieza, el organismo regional no les considera dentro de este cupo de trabajadores. Y eso que son más de 2.000 en hospitales y centros de salud en toda Castilla y León. Así lo defiende uno de ellos, residente en Valladolid, con el que ha podido hablar TRIBUNA y que prefiere mantenerse en el anonimato.

 

“Nos ha cambiado el trabajo y nos ha tocado hacer tareas que no nos correspondían, sometiéndonos a gran estrés. Hemos llegado a condiciones de trabajo extremas porque en algunos casos hemos estado ocho horas en plantas de Covid-19 a cuarenta grados con los EPIs, dentro de un mono blanco, gafas”, asegura.

 

“Hemos visto situaciones como que entre una limpiadora a una habitación y que se encuentre al paciente fallecido. Ha habido bajas por estrés y sobrecarga de trabajo y estimamos que se han contagiado un 30% de las plantillas”. Desde luego una situación que parece insostenible pero ante la que la Junta parece todavía no querer reaccionar.

 

A día de hoy no se descartan más movilizaciones del personal de limpieza, dispuestos a luchar por lo que consideran justo mientras la segunda ola sigue causando cerca de 150 fallecimientos a la semana.