"Hazte un fuera de juego": así es la campaña pedagógica de prevención de la ludopatía en la juventud vallisoletana

Ángel Aranzana y Alberto Bustos, en la presentación de la campaña en el Ayuntamiento. J. MARTÍN

Desde la Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados indican que "el 69% de las personas tratadas en las entidades que componen la federación son jóvenes".

u

El Ayuntamiento de Valladolid y la Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados han presentado en el Consistorio en la mañana del lunes la campaña "Hazte un fuera de juego", enfocada hacia los más jóvenes para informar, prevenir y concienciar sobre la aparición de conductas de juego patológico. "Poder ver el problema e identificarlo", ese es el objetivo de la acción, según ha indicado el concejal de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes, Alberto Bustos.

 

Según datos ofrecidos por la federación, el 69% de las personas que se atienden ya son jóvenes. Desde el Ayuntamiento, Alberto Bustos ha calificado el incremento de personas adictas a los juegos de azar como "Un problema social de primera magnitud ya que cada vez afecta a más personas, y, en Valladolid, en los dos últimos años ha aumentado el 50% el número de locales de apuestas y juegos de azar. En consiguiente ha aumentado el número de personas adictas".

 

Valladolid tiene actualmente 38 locales dedicados al juego, según los datos que se han ofrecido desde la Concejalía de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes: 25 de ellos son salones de juego, 5 salas de bingo, 7 locales de casas de apuestas y un casino. El incremento en los últimos dos años es de un 50% "y subiendo". 

 

En 2018 se atendieron en Valladolid a 133 familias entre las dos asociaciones existentes en la ciudad y un 29% fueron atenciones a jóvenes. En la actualidad, el 69% son jóvenes por lo que desde FECYLJAR alertan que el mayor problema "es la disminución de edad de las personas que llegan a los centros y la publicidad, que está haciendo muchísimo daño a los jóvenes que tenemos, entre 18 y 30 años".

 

Bustos se ha referido también a la tecnología existente ya que tener un teléfono móvil "es tener una máquina tragaperras en el bolsillo" por lo que pide "hacer pedagogía de esta realidad". También ha recordado que la ludopatía es una "enfermedad recocida por la Organización Mundial de la Salud" que si va a más "se convierte en epidemia".

 

La campaña "Hazte un fuera de juego" se potenciará a través de las redes sociales con varios vídeos y se emitirán 10.000 folletos informativos y 1.000 carteles, repartidos en diferentes lugares como asociaciones juveniles, institutos, universidades, bibliotecas... etc. Todo se complementa con la aplicación EmotionsAR que permitirá que, cuando se acerque el teléfono móvil a cualquiera de los carteles, éstos "tomen vida". Además esta campaña se aplicará en los programas Vallatarde y Vallenoche que se realizan los fines de semana.

 

El presidente de la Federación regional de Jugadores de Azar Rehabilitados, Ángel Aranzana, ha explicado que "no se exagera con los casos de los jóvenes que se exponen en los vídeos" ya que lo que se ve "es real y es lo que el juego online y las apuestas deportivas están consiguiendo. En cualquier lugar se puede estar apostando y a cualquier deporte". El principal error para que se haya llegado a esta situación ha sido "dejar las puertas abiertas y el ir detrás del problema, ya que cuando se quiere atajar es muy tarde".

 

Aranzana espera que "el próximo Gobierno central que entre tras las elecciones ponga el marcha el Decreto que prohibe la publicidad del juego, ya que es una adicción". En otros países como Italia o Bélgica ya se ha llevado a cabo esa prohibición. Ha recordado que siempre se encuentran dispuestos a atender a cualquier persona o familia que solicite ayuda a las asociaciones.

 

Desde la federación se afirma que lo que más atrapa a los jóvenes en los salones de juego es la ruleta electrónica, "les tiene completamente enganchados". Mientras que las apuestas deportivas destacan en los hombres, las mujeres se focalizan más en "bingo y tragaperras".

 

Por otro lado, Alberto Bustos ha indicado que se está trabajando "en aumentar la distancia en espacios sensibles como parques infnatiles, colegios o institutos" para que no se instalen cerca estos locales de juego y en "poder diferenciar los permisos de ocupación entre hostelería y locales de juegos de azar" ya que actualmente "coinciden". Cara al futuro se va a trabajar en "el ámbito de la publicidad, para que no se exponga en lugares públicos".

 

El creador de la campaña "Hazte un fuera de juego" ha sido un ex alumno de la Universidad de Burgos, Adrián Mallén, y ha sido cedida por el Ayuntamiento de Burgos tras llevarla a cabo.