¿Hay posibilidad de rebrote en Valladolid?

Dos sanitarios, a las puertas de Ugencias del Hospital Clínico de Valladolid. JUAN POSTIGO

De ser así los hospitales de la provincia están preparados y despejados después de casi tres meses de pandemia para poder controlar un posible pico de casos

Todos nos lo hemos preguntado durante estos días de desconfinamiento y salida a la calle, viendo que en muchas ocasiones la distancia social no es del todo adecuada y que la población parece haber perdido el miedo al contagio. ¿Hay posibilidad de rebrote en Valladolid? Empecemos por el principio; claro que lo hay, como en todo el país. Las autoridades sanitarias, en este caso la Junta de Castilla y León y el Gobierno, traducidos en Consejería y Ministerio de Sanidad, lo barajan entre las posibilidades. Y de hecho así se planteó cuando se presentó el plan de desescalada hace ya unas semanas.

 

Dicho lo cual, ahora la buena noticia. En caso de que lo haya, se trata de atajarlo cuanto antes. Esta vez es diferente. A diferencia de finales de febrero y principios de marzo, la situación no pillaría por sorpresa. Una de las condiciones para poder avanzar es la desescalada es que los hospitales estén despejados y preparados, y los de Valladolid lo están.

 

En la documentación que la propia Junta entregó al Ministerio de Sanidad el pasado jueves, antes de que se aprobara el paso a Fase 2 de la provincia este viernes (aquí puedes consultar lo que se puede hacer en Valladolid desde el lunes), se expone que en las zonas de Urgencias “la tendencia actual es hacia una vuelta a la normalidad”, entendiéndose como tal, que “el número de pacientes con patología respiratoria que precisan de asistencia va en disminución con respecto al número de pacientes con patología no respiratoria”.

 

O dicho de otra forma, que no solo es que se estén despejando los hospitales del Clínico y del Río Hortega, los dos principales que cuentan con zonas para tratar el coronavirus, sino que la enfermedad va tomando tintes menos agresivos. En la actualidad las camas en planta ocupadas rondan un 65%, mientras que las de UCI un 75%. Datos suficientes para que se haya desmontado el hospital de campaña de Medina del Campo y el habilitado en la Feria de Muestras de Valladolid.

 

En todo este entramado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha querido hacer un llamamiento a la calma estos días. “Pasar a la fase 2 no significa la libertad plena”. El virus sigue en la calle y, si bien es cierto que al tenerlo menos gente y al cumplirse las normas sanitarias como las mascarillas, el uso de geles y la distancia social la probabilidad de contraerlo se reduce, el riesgo no va a ser nunca cero.

 

El propio Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, explicó que ahora mismo la atención está puesta en que no lleguen focos de infección de fuera de España, ya que parece que en la actualidad la actividad del COVID19 en España parece marcada y señalada y es cuestión de tiempo extingirla.

 

Quédese con un mensaje final. Por supuesto que hay posibilidad de rebrote de coronavirus en Valladolid. Sería hasta en cierto modo lógico con la gente de nuevo por las calles. Pero se trata de minimizarlo para que el posible pico no llegue tan arriba. Y sea como sea, los hospitales de la provincia de Valladolid, previstos y provistos de los equipos de protección, están a la espera de que esto pueda pasar para atajarlo.

Noticias relacionadas