Hasta el 'coco' emigra...