¿Hasta cuándo se mantendrá la situación del antiguo hostal Lucense de Valladolid?

Imagen del viejo hostal Lucense, en pleno Paseo de Zorrilla.

El Ayuntamiento confía en el entendimiento final de los tres propietarios del inmueble para sacar adelante un proyecto enquistado y eliminar una de las imágenes más lamentables de abandono en el centro de Valladolid. 


 

Cerró su actividad en 1996 como hostal histórico enclavado en pleno Paseo de Zorrilla pero el proyecto de una nueva construcción sigue parado. Los tres propietarios no han sido capaces de entenderse durante casi veinte años en los que la estampa del antiguo establecimiento situado frente a la Plaza de Toros ensucia la imagen de la principal arteria de la ciudad.

 

La propiedad ha mantenido diversas reuniones con los responsables de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid. Este miércoles se ha celebrado una de ellas, sin que suponga novedad alguna aunque el teniente de alcalde y concejal del área, Manuel Saravia, al menos atisba puntos de encuentro que permitan albergar confianza para solucionar un complejo galimatías que obliga a mantener las fachadas de ladrillo y crear una plaza en la parte interior de lo que hoy es un solar con evidente riesgo de desprendimiento debido a su mal estado.


En mayo de 2015, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid aprobó la caducidad de la licencia de obras de demolición de inmuebles con conservación de fachada en dos de las parcelas que se delimitaron en el proyecto de actuación del solar del paseo de Zorrilla con vuelta a la calle Puente Colgante. Dicha caducidad afectaba a las parcelas 1-A y 4-A que se delimitaron en el solar del antiguo hostal. La primera de ellas tiene entrada por los números 86 y 88 del paseo de Zorrilla, mientras que la segunda lo hace por la calle Desengaño. Existe una tercera parcela, con acceso por calle Puente Colgante, 51, objeto de discordia entre los distintos propietarios por las diferencias sobre el destino que quieren dar a dicho espacio.

 

El órgano de Gobierno municipal aprobó en abril de 2012 el proyecto de actuación para este solar, que no tiene uso desde hace casi 20 años. De él resultaron tres parcelas distintas: en primer lugar la que tiene acceso por el Paseo de Zorrilla 86-88, con una superficie de 707 metros cuadrados y una edificabilidad de 2.980 metros, y una altura máxima según la ordenación detallada de baja más ocho. En segundo lugar figura la que tendría acceso por la calle Puente Colgante 51, con una superficie de 200 metros cuadrados y una edificabilidad de 672, y una altura máxima según la ordenación detallada de baja más tres. Además, figura una tercera parcela, destinada a espacio libre de uso público que dará a la calle Desengaño -pasaje con salida a la calle Mercedes-, con una superficie de 567 metros cuadrados y que sería de titularidad del Ayuntamiento de Valladolid, libre de cargas y gravámenes.

 

En agosto de ese mismo año 2015, las máquinas hicieron acto de presencia en el solar para desescombrar la parte interna de la parcela con la intención de trasladar el andamiaje de fuera hacia dentro y cumplir con el objetivo marcado desde el Ayuntamiento de eliminar los andamiajes en cuatro edificios del centro de Valladolid -además del propio Lucense, los que se encuentran en Fray Luis de León, San Martín y Dos de Mayo-.