Hasta 552 denuncias durante el fin de semana en Valladolid por saltarse el Estado de Alarma

Control de la Policía Nacional (ARCHIVO)

Las infracciones que supusieron el levantamiento de actas estuvieron relacionadas con los incumplimientos de las restricciones de circulación determinadas por el Real Decreto del Gobierno, tanto en vehículo como a pie

El primer fin de semana después de la declaración del Estado de Alarma en el país cierra, a falta de los datos definitivos del domingo, con un saldo de 1.899 denuncias y 11 detenidos en Castilla y León, según datos recabados por las subdelegaciones del Gobierno de las nueve provincias y facilitados por Guardia Civil, Policía Nacional y algunas de las policías locales de la Comunidad Autónoma.

 

Las infracciones que supusieron el levantamiento de actas estuvieron relacionadas con los incumplimientos de las restricciones de circulación determinadas por el Real Decreto del Gobierno, tanto en vehículo como a pie, y son resultado del trabajo de las patrullas de vigilancia de carreteras y de los efectivos de Seguridad Ciudadana, señala la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Los agentes de todos los cuerpos cumplen con la misión de informar a la ciudadanía de las obligaciones que conlleva la situación de emergencia sanitaria que sufre el país y comprobar que sus desplazamientos se ajustan a la normativa. Los agentes actúan siempre con proporcionalidad.

 

La provincia en la que se registraron más denuncias fue Valladolid, donde se cuentan 552, de ellas 217 por parte de Policía Nacional en la capital y otras 37 en Medina del Campo. Además, a las 43 de la Guardia Civil se añaden otras 203 de la Policía Municipal de Valladolid, y 52 de la Policía Local de Medina. Se detuvo a una sola persona.

 

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, agradece el comportamiento ejemplar y la solidaridad de la inmensa mayoría de la ciudadanía castellanoleonesa y alaba el "esfuerzo inmenso" que están asumiendo, "de permanecer lejos de sus seres queridos", en muchos casos, renunciando a "muchas cosas" y en ocasiones, "en soledad", de modo que ha animado a todos a "estar en contacto, enviar cariño y preocuparse por quienes no tienen consigo, aprovechando lo que hoy nos brindan las nuevas tecnologías".