Griffiths da la victoria al VRAC con el tiempo cumplido

Griffiths corre con el oval en las manos

Una transformación del jugador quesero sirvió para que el conjunto vallisoletano se llevara la victoria en un trepidante partido ante el Alcobendas (29-30).

ALCOBENDAS: Federico Ángel, Santiago Ovejero, Liviu Florentin Fertu, Hoani Matenga, Matías Cabrera, Íñigo Rado, Iván Ramiro, Adam Robert Newton, Facundo Munilla, Bradley Dean Linklater, Mauricio Londoño, Shane Fitu Imo, Iñaki Mateu, Arturo Íñiguez y Pedro Martín. También jugaron: Juan Anaya, Arturo Brasca, Silviu Mihai Pingica y Jaime Mata.

VRAC: Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Jody Allen, Daniel Stöhr, Jakobus Horn, Jose Basso, Kalo Gavidi, Nathan Paila, Ignacio Morchón, Tomás Carrió, Pedro de la Lastra, Gareth Griffiths, Alvar Gimeno, Guillermo Mateu y John Wessel-Bell. También jugaron: Juan Soloaga, Alberto Blanco, Leigh Thompson, Fede Castiglion, Francisco Blanco y Álvaro Ferrández.

ANOTACIONES: 7-0, min. 4: Ensayo de Munilla y transformación de Linklater; 7-5, min. 19: Ensayo de Alvar Gimeno; 7-8, min. 30: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 10-8, min. 39: Transformación de castigo de Linklater; 10-11, min. 40+: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 13-11, min. 40+: Transformación de castigo de Linklater; 13-14, min. 40+: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 13-17, min. 54: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 16-17, min. 58: Transformación de castigo de Linklater; 16-20, min. 62: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 21-20, min. 65: Ensayo de Pedro Martín; 21-27, min. 70: Ensayo de Basso y transformación de Gareth Griffiths; 26-27, min. 75: Ensayo de Linklater; 29-27, min. 80+: Transformación de castigo de Linklater; 29-30, min. 80+: Transformación de castigo de Gareth Griffiths.

ÁRBITRO: Íñigo Atorrasagasti. Amonestó a Guillo Mateu, Mauricio Londoño, Alvar Gimeno, Juan Soloaga y Jakobus Horn.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la División de Honor de rugby disputado en el Campo de Las Terrazas de Alcobendas.

El Sanitas Alcobendas – VRAC Quesos Entrepinares de la cuarta jornada de la División de Honor prometía antes de su disputa igualdad y emociones fuertes y no defraudó. Ambos equipos ofrecieron un partidazo que mantuvo el marcador ajustado desde el principio y hasta el final. El Quesos mostró una imagen muy diferente a la de hace un año, cuando sucumbió en Las Terrazas en el comienzo de la 2016/2017. Una derrota dolorosa que doce meses después muchos nos habían olvidado.

 

El equipo de Diego Merino sumó cuatro puntos en una de las salidas más complicadas de toda la Liga y pone de manifiesto que, una temporada más, va a por todas. El triunfo insufla al VRAC una dosis extra de moral a una semana de la Supercopa frente a la Santboiana.

 

Y eso que no empezaron bien las cosas para el VRAC, que al poco de comenzar el duelo cedió una melé desfavorable prácticamente bajo palos tras un error de recepción. Tras el empuje, un buen movimiento de Facundo Munilla le dejó vía libre para ensayar y subir, gracias al pie de Linklater, el 7-0 al marcador de Las Terrazas. El Quesos intentaba reponerse del sopetón pero tenía serías dificultades para superar la veintidós rival. Lo consiguió en una buena acción Jose Basso, uno de los más destacados del encuentro, y Alvar Gimeno ensayó sin transformación (7-5).

 

La respuesta de los locales no se hizo esperar y cerca estuvieron de subir su segunda marca, pero a Ovejero se le escurrió el oval entre las manos y Munilla se quedó con las ganas de ampliar la ventaja. Volvió a la carga el VRAC al contragolpe y las indisciplinas del Alcobendas permitieron a Gareth Griffiths poner por delante a los suyos con el 7-8. Bell, Gavidi y Guillo rozaron zona de marca, pero el descanso llegó entre golpes de castigo de Griffiths y Linklater y un abierto 13-14 al intermedio. Un adelanto de lo que sería el segundo tiempo, que dejaría un final en similares circunstancias y con idénticas diferencias.

 

Pero antes pasaron muchas cosas. Las intentonas del VRAC no cesaban. Pedro de la Lastra buscó hacer daño por el flanco izquierdo del ataque quesero, pero un placaje evitó la marca del marbellí. El conjunto azulón se tuvo que conformar con un nuevo pateo de castigo que, para colmo, acabó sin transformación de Griffiths. Sin embargo, la voluntad quesera otorgó al británico una nueva oportunidad desde la misma posición y esta vez no falló (13-17). Los nervios se apoderaban de ambos equipos y los castigos se repetían constantemente. Brad Linklater colocó el 16-17 y Gas respondió de nuevo con el 16-20.

 

Fue entonces cuando Perico Martín desató las hostilidades y el ritmo del partido se rompió. El VRAC aceptó el reto de los madrileños y Jose Basso, en una gran carrera, subió con la colaboración de Griffiths el 21-27 que acercaba la victoria a Valladolid. Pero por delante quedaban 10 minutos que no invitaban a la relajación. Sanitas Alcobendas necesitaba poco para sacar golpes a favor. Y en menos de tres minutos llegaron dos, ambos pasados entre palos por Linklater.

 

Pero el peaje para los queseros sería todavía mayor. Las amarillas a Juan Soloaga y Jakobus Horn dejaban con dos jugadores menos al VRAC, lo cual obligaba a apelar a la heroica al Entrepinares. Pero dar por muerto al Quesos es un error en cualquier circunstancia y, sobre la bocina, Gareth Griffiths, quién si no, volvió a ser decisivo con un puntapié perfecto que silenció a los aficionados del Alcobendas ante la algarabía de los queseros desplazados a tierras madrileñas.