Francisco Leiro presenta 'Giant', cuatro esculturas gigantes que homenajean a los trabajadores

La obra está expuesta en la Capilla del Museo Patio Herreriano de Valladolid y se podrá visitar hasta el 1 de julio de 2018. 

La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ha presentado este miércoles la exposición 'Giant', del escultor Francisco Leiro en la Capilla del Museo Patio Herreriano de Valladolid. Leiro, original de Cambados (Pontevedra), pertenece al grupo de artistas del siglo XX que protagonizó un cambio de dirección en el arte español de principios de la década de los ochenta. A finales de esta, se trasladó a Nueva York, donde reside desde entonces.

 

La concejala aseguró que "no era fácil seleccionar obras potentes que nos hicieran reflexionar, que atrajeran a la gente y que llenaran este espacio tan enigmático", además de afirmar que las piezas transmiten "una imagen, fuerza y rostro profundamente divino, imaginario y diferente a lo que podríamos ver en la realidad"

 

La obra se trata de cuatro esculturas gigantes que homenajean a los trabajadores: 'Meat Market', que honra a los empleados del extinto mercado de la carne en Chelsea, Nueva York; 'Bouzas', que representa la figura de un soldador, dedicada a los trabajadores de los astilleros de Bouzas, Galicia; 'Mariscador', con el que trata de destacar la ropa de los 'mariscadores de a pie' y por último, 'Afrodita', título que el autor utilizó irónicamente, puesto que se trata de una figura con tres tacones y una gran cola de plumas y que "es un contrapunto que explica muy bien la obra y la trayectoria de Leiros como uno de los escultores más prestigiosos", apuntó Redondo. 

 

El artista afirmó estar muy emocionado por visitar la capital vallisoletana tras haber disfrutado de la Catedral y el Santo Ecce Homo, de Gregorio Fernández que, además, "ya sabéis que es gallego", apuntó. En cuanto a la exposición, asegura estar muy contento de la experiencia por tener la oportunidad de experimentar lo que es la escala en la escultura monumental: "cuando sometes la estatura humana a competir con el espacio, te permite el lujo de jugar a ser modelador de la naturaleza. Esta Capilla me ofreció esta posibilidad".

 

 Además, señaló que de esta manera, se permite dar a los personajes, que son obreros y trabajadores, ese plus de titanes, de grandes héroes. "Definitivamente el arte es sanador, algo maravilloso y hay que acercarse a él porque nos va a ayudar a vivir y olvidarnos de lo frustrante que puede ser a veces la vida", concluyó el escultor.