Fomento y Ayuntamiento de Valladolid reafirman su decisión de no soterrar y apuestan por la integración del ferrocarril en superficie

Óscar Puente y Manuel Saravia, en rueda de prensa.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha esgrimido razones "económicas y técnicas" para rechazar la alternativa del soterramiento parcial que reclamaba el Partido Popular. 

Ministerio de Fomento, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid siguen adelante con su proyecto de integración en superficie del ferrocarril en la capital y reiteran su decisión de no soterrar. Tras 48 horas “de desinformaciones”, según ha destacado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ha cargado contra el grupo municipal popular, el regidor ha señalado que el proyecto de integrar y permeabilizar ambos lados de la vida.

 

El propio alcalde, acompañado del concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha comparecido ante la prensa para refirmarse en la decisión tomada por todos los socios de Valladolid Alta Velocidad y explicar las razones que han llevado a rechazar la alternativa del soterramiento parcial, que ahora reclaman los concejales populares en el Ayuntamiento.

 

Las dos razones principales que ha esgrimido Puente son “la económica y formales o técnicas”. Óscar Puente dice que en el caso de soterrar parcialmente el Ayuntamiento debería abonar en ocho años un total de 213 millones de euros. También ha rebatido que pudiera hacer el pago en 20 años, como exigía el PP, “pues por convenio entre instituciones los plazos máximos son de ocho años”.

 

El alcalde de Valladolid ha dicho que las aportaciones anuales oscilarían entre 27 y 42 millones de euros, lo que en algunos casos "duplica" la cantidad total destinada a inversiones en Valladolid. Asimismo, ha explicado que el soterramiento parcial contaba con tres alternativas de túneles de entre 500 y 1.200 metros de longitud. Puente cree que con estas soluciones parte del barrio de Delicias y de Pilarica quería totalmente aislado.

 

Por eso aboga por la solución de la integración en superficie. “Una vez rechazado por el ministerio de Fomento el Plan Rogers, la estación de ferrocarril será en superficie, por lo que esta alternativa adoptada es la que tiene menor coste y permitirá una mayor permeabilidad a ambos lados de la vía”, ha explicado el alcalde. Asimismo, Puente cree que el convenio con Adif para los pasos subterráneos en Pilarica se podrá firmar en breve y solucionar el problema de aislamiento que sufre el barrio desde que se cerró el paso a nivel.

Noticias relacionadas