Fomento actualiza la evaluación ambiental del tramo Quintanilla de Arriba-Castrillo de Vega de la A-11

Imagen de la N-122 a la altura de Quintanilla.

Según indica el Boletín Oficial del Estado (BOE), el presupuesto de licitación estimado para esta actuación asciende a 325 millones de euros

El Ministerio de Fomento ha aprobado el expediente de información pública y definitivamente el Documento Técnico 'Actualización del procedimiento de evaluación ambiental del tramo Quintanilla de Arriba (Valladolid) y Castrillo de la Vega (Burgos), de la autovía del Duero (A-11), y su Estudio de Impacto Ambiental, que ya se había aprobado y actualizado en diciembre de 2015.

 

Según indica el Boletín Oficial del Estado (BOE), el presupuesto de licitación estimado para esta actuación asciende a 325 millones de euros.

 

El objeto del proyecto es la construcción de un tramo de autovía entre Quintanilla de Arriba (oeste) y Castrillo de la Vega, que formará parte de la futura Autovía del Duero (A-11) que, una vez finalizada, conectará Soria con Portugal pasando por Valladolid y Zamora, en el recorrido de la carretera N-122.

 

Este tramo concreto de la A-11 se basa en la duplicación de la actual N-122, salvo en la zona de Peñafiel, donde se plantea una variante al sur del municipio.

 

La alternativa seleccionada, que cuenta con la Declaración de Impacto Ambiental favorable tiene su inicio en el kilómetro 316,700 de la N-122, con su calzada izquierda sobre el actual trazado de la N-122 a su paso por la variante de Quintanilla de Arriba la cual rodea esta localidad por el sur, y finaliza en la carretera BU-V-2031, donde entronca con el tramo posterior Variante de Aranda de Duero, ya construido.

 

El ámbito del proyecto se ubica en la margen sur del río Duero, discurriendo por los términos municipales de Quintanilla de Arriba, Peñafiel, Manzanillo y Castrillo de Duero en la provincia de Valladolid y Nava de Roa, Valdezate, Fuentelisendo, Fuentecén, Haza y Castrillo de la Vega, en la provincia de Burgos.

 

El tramo de carretera en proyecto, de 42,6 kilómetros aproximadamente, es de tipo autovía, con dos calzadas y dos carriles de circulación de 3,5 metros por sentido, arcenes exteriores de 2,5 metros y arcenes interiores de un metro.

 

La autovía contará con cinco enlaces de conexión con otras vías como los de Quintanilla Este, que conectará con la vía de entrada a la localidad; el enlace de Peñafiel (con la VA-223); el de Nava de Roa (con la N-122); el de Fuentecén Oeste (con la N-122) y el de Fuentecén Este también con la misma carretera.

 

En total se proyectarán 59 estructuras, entre las que destacan siete viaductos sobre los ríos Duratón, Botijas y Riaza; sobre los arroyos de la Vega y la Prádana, y un viaducto en Valdemudarra.