Fiscalía solicita prisión permanente revisable para la madre de Sara y su novio

La niña falleció el 3 de agosto, y los presuntos culpables permanenen en la cárcel desde entonces. 

La Fiscalía de Valladolid solicita prisión permanente revisable para Davinia M.G. y su novio Roberto H.H. como responsables de la muerte de Sara, la niña de 4 años hija de la primera que falleció el 3 de agosto de 2017 a causa, presuntamente, de las lesiones y abusos sexuales sufridos.

 

En su escrito de calificación provisional de los hechos, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, la acusación pública considera a Roberto H.H, autor material de seis delitos de maltrato con lesiones en el ámbito familiar, un delito de maltrato habitual, otro delito continuado de violación a menor de 16 años, asesinato y abandono de menores, mientras que respecto de Davinia le imputa los mismos delitos por comisión por omisión, así como de otro, éste en calidad de autora material, de otro de un delito de abandono de menores.

 

Así, la acusación pública interesa para ambos procesados, por el delito de asesinato, prisión permanente revisable, así como por el resto penas que suman para Roberto 24 años de cárcel y 25 para la progenitora de la víctima, junto con quince años de libertad vigilada para los dos una vez que salgan de la cárcel.

 

En concepto de responsabilidad civil, el fiscal solicita que indemnicen de forma conjunta y solidaria al padre biológico de la menor con 80.000 euros, así como con otros 70.000 a la hermana mayor de la víctima.

 

Tras la calificación de Fiscalía y la solicitud de apertura de juicio oral, en los próximos días se sucederán las del resto de acusaciones, la particular que ejerce el padre biológico y expareja de Davinia; y las dos acusaciones populares representadas por la Asociación Clara Campoamor y la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (Adavasymt), después de la ampliación de quince días acordada por la titular del Juzgado de Instrucción 6, Teresa Jabato.

 

Hace unas semanas se conocieron distintos informes sobre el estado mental y psicológico de las dos personas encausadas,, que consideran a ambos totalmente imputables desde el punto de vista penal.

 

En el caso de Roberto, el informe elaborado por los médicos forenses judiciales presenta al encausado como alguien frío, introvertido, de escasa afabilidad y poca sensibilidad, propio de personas impersonales, distantes, utilitarias y poco sentimentales, junto con rasgos de atrevimiento, atención a las normas y extrema autosuficiencia, propio de personas individualistas y solitarias.

 

Los peritos aprecian en el evaluado la existencia de psicopatología alguna, con lo que sería imputable penalmente, si bien detectan algunas alteraciones y déficits en las esferas cognitiva, emocional y conductual, restricción emocional con escasez de emotividad, desconfianza e hipervigilancia, nivel de autoconcepto y autoestima elevados con sentimientos de grandiosidad, perfeccionismo con cierto grado de rigidez cognitiva, dominancia en las relaciones interpersonales, cierta impulsividad, baja tolerancia a la frustración y estrés.

 

El informe sobre el supuesto autor material de la muerte de la menor se suma al ya recibido anteriormente sobre el estado mental de su pareja sentimental, Davinia M.G, que concluyó también su imputabilidad, desde el punto de vista médico-psiquiátrico-forense, al no presentar patología mental ni alteración en sus capacidades intelectivas, cognitivas ni volitivas.

 

En su caso, se detecta no obstante una afectación en las esferas cognitiva y emocional (estado de ánimo disfórico, sintomatología ansiosa, baja autoestima, déficit de asertividad, dependencia emocional) con limitaciones en los ámbitos personal, social y familiar, siendo destacable la ausencia de apoyos sociales.

 

DEPENDENCIA EMOCIONAL DE ELLA

 

Sobre su perfil de personalidad, acorde a la entrevista pericial y las pruebas psicométricas aplicadas, la evaluada presenta rasgos de timidez, autocontrol, elevada afabilidad que parece asociarse a una dependencia emocional de personas y relaciones íntimas, tradicionalismo, confianza en las intenciones de los demás, animación, espontaneidad, atrevimiento y atención a las normas.

 

A finales de febrero, la instructora dictó auto acordando la continuación del presente procedimiento para juicio ante el tribunal del jurado contra ambos investigados al existir indicios suficientes de criminalidad en los dos casos.

 

La resolución de la juez se produjo después de que la semana anterior se celebrara una comparecencia, conforme a la ley del jurado, en la que el fiscal y la acusación particular -ejercida por el padre biológico de la niña- acordaron imputar a Roberto delitos de asesinato, agresión sexual a menor de 13 años y malos tratos, mientras que en el caso de su novia y madre de la víctima la implican en los hechos por dejación del deber de protección, lo que sería una comisión por omisión.

 

Las acusaciones populares ejercidas por Adavasymt y Clara Campoamor, por su parte, coinciden en la calificación pero en el caso de la madre van más allá, ya que, sin descartar la dejación, no excluyen la posibilidad de que Davinia M.G. haya podido participar directamente en todos o alguno de los delitos imputados a su pareja.

 

Una de las principales pruebas contra Roberto estriba en el hallazgo de restos suyos de ADN bajo las uñas de la pequeña, lo que evidenciaría, según las acusaciones, que Sara trató de defenderse el día 2 de agosto del pasado año en el que supuestamente fue agredida por el procesado en el domicilio que compartía con la madre biológica de la niña y otra hermana mayor de ésta, de 12 años.

 

La pequeña ingresó ese día en el Clínico Universitario y falleció al día siguiente como consecuencia de las gravísimas lesiones que presentaba en todo el cuerpo -sufrió agresión sexual- y un politraumatismo con parada cardio

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: