Fernando Casares, lejos de los puestos de cabeza en Padua

Fernando Casares, en Padua. AUGUSTO BIZZI

El sablista del Valladolid Club de Esgrima no tuvo un buen debut internacional en la Copa del Mundo en Italia. Guillermo Nieto, que acabó el 22º, el mejor en la cita junior de Helsinki.

Fernando Casares no pudo estar en los puestos de cabeza en lo que fue su debut internacional esta temporada, el Trofeo Luxardo en Padua, cita con la Copa del Mundo de sable. El integrante del Valladolid Club de Esgrima acabó en el puesto 123º en la prueba italiana después de una mala poul y un complicado primer cruce. Se trataba de la primera toma de contacto de Casares con los torneos internacionales.

 

Por su parte, Guillermo Nieto, que acabó en un gran 22º lugar, fue el mejor de los siete representantes del club en la Copa del Mundo junior de Helsinki (Finlandia). Diego Balmori fue el 142º, Noé Bermejo, el 172º; y Daniel Alarcia, el 207º, en la categoría masculina; mientras que en la femenina, María Mateos fue la 37ª e Inés Martín, la 49ª, ambas cerca de las mejores; y Naiara Moreno, la 117ª.

 

Casares quedó eliminado en el Tablón Preliminar de 128 en Padua al perder con el húngaro Miklos Pech por 15-8. El número 1 español no había hecho una buena poul con dos victorias por cuatro derrotas. El del VCE pudo con el bielorruso Anton Davydzenka y el ucraniano Yevgeniy Statsenko, pero cedió con el italiano Stefano Scepi, el francés Bolade Apithy, el alemán Bjoern Huebner y el turco Muhammed Anasiz, lo que le dio una ajustada clasificación con el número 107º. Ese primer enfrentamiento ante el húngaro le hizo acabar el 123º.

 

En Helsinki, Guillermo Nieto firmó una sensacional actuación en la cita con la Copa del Mundo de espada masculina, acabando en un gran 22º lugar. Arrancó en las poules con cinco triunfos, contra el sueco Anders Gyllenhoff, el británico Joshua Stevens, el alemán Philipp Kondring, el finlandés Joonas Savelainen y el costarricense Nicolás Ospina; por una sola derrota, ante el noruego Jens Soerum, lo que le permitió clasificarse con el número 31 para quedar exento en el Tablón de 256. En el de 128 se impuso al polaco Wojciech Kolanczyk por 15-14; y en el de 64 al ruso Georgiy Buyanov por 15-12; perdiendo en el de 32 con el japonés Kodai Tajiri por 15-9, y cerrar en ese vigésimo segundo lugar.

 

Balmori, que pasó las poules con tres victorias por tres derrotas, cedió en el Tablón de 256 ante el polaco Michal Opalka por 15-13, acabando el 142º; mientras que Bermejo y Alarcia no superaron las poules (dos triunfos por cuatro derrotas para Bermejo; y una victoria por cinco derrotas para Alarcia), cerrando el torneo el 172º y el 207º, respectivamente.

 

En categoría femenina, también en Finlandia, María Mateos e Inés Martín rozaron el pase al Tablón de 32. Mateos firmó cinco victorias, ante la sueca Irma Ekholm, la finlandesa Hannah Saavalainen, la alemana Franziska Mayr, la noruega Thea Mjeldheim y la israelí Yana Botvinik, para ceder solo con la canadiense Alexanne Verret en las poules. Con el número 9, quedó exenta en 256, ganando en 128 a la estonia Getter Lage por 15-8; perdiendo en 64 con la austriaca Luise Elmer por 15-12, cerrando su clasificación la 37ª. En el mismo Tablón se quedó Inés Martín, perdiendo con la italiana Federica Isola, número 3 del mundo, por 15-11, acabando la 49ª.

 

Antes había ganado a la finlandesa Liisa Terho en 128 por 15-13 y después de una poul con 4 triunfos (ante la americana Emily Vermeule, la estonia Karoliine Loit, la canadiense Zi Shan Guo y la finlandesa Susanna Oitola) y 2 derrotas (contra la francesa Oceane Tahe y la croata Lara Petkovic). La tercera integrante del VCE, Naiara Moreno, cedió en 128 con la israelí Yana Botvinik por 15-8, finalizando la 117ª, después de una poul con 3 derrotas (la italiana Lara Pasin, la suiza Valentina Bos y la americana Sofia Komar) y 2 triunfos (la rumana Denisa Barosan y la australiana Alanah Maclaurin).