Félix Simón 'el practicante', profesión del ayer en Tordesillas y en tantos pueblos
Cyl dots mini

Félix Simón 'el practicante', profesión del ayer en Tordesillas y en tantos pueblos

Esta profesión, desaparecida de los pueblos pequeños, como la del maestro, el boticario, la del cura, la del médico... convertidos ahora en itinerantes

Revolviendo fotos y buscando detalles del ayer de nuestro pueblo para luego poder contarlos a quien interese, en Tribuna Valladolid, he recaudado una fotografía de un domingo de la peña en la romería del Santuario y con el autobús de la regional detrás, ese que lleva y trae a la Corporación cuando, de año y vez, se celebra el día feriado junto al viejo camino que une Tordesillas con Serrada.

 

En el retrato aparece un personaje, servicial y dicharachero, que es ni más ni menos que Félix Simón, el practicante de Tordesillas, que vino desde Aranda de Duero a ejercer, a servir, a vivir y a morir entre estos muros tordesillanos junto a una calesa, llamada simón como su apellido, sosteniendo el ramal con los cascabeles del mulo, posando jovial, alegre y relajado, con su inseparable pitillo en una mano y con sus gafas oscuras que le evitaban que la solana hiriera sus ojos.

 

Félix Simón Ballesteros fue un personaje singular en una época de la vida local, al que todos recurrieron en alguna ocasión con motivo de dolencia, pinchazo, vacuna, parto, herida o enfermedad y que también sabía en donde estaba la cuartilla o la botella del vino para acompañar el rato de visita en aquellos domicilios donde no había casi nada, echando un trago y hablando mientras calentaba a fuego las jeringuillas para desinfectarlas, pues las agujas iban de posadera en posadera como las fichas del parchís, de oca en oca..

 

Félix Simón lo recordamos como un personaje excepcional en la vida de Tordesillas, y que además tuvo una profesión, que hoy llaman de ATS, a la que entonces todos conocían como la de “practicante", pues esa era su denominación popular.

 

Esta profesión desaparecida de los pueblos pequeños, como la del maestro, el boticario, la del cura, la del médico... convertidos ahora en itinerantes que van de vez en cuando por los pueblos mientras éstos se despueblan a marchas agigantadas,  fue la que mantuvo también en pie la esperanza para el mundo rural.

 

Por eso este domingo, os traigo aquí el recuerdo a un personaje que aún no habiendo nacido en Tordesillas, fue un tordesillano orgulloso de su pueblo y amigo de sus gentes. Él Fue Félix Simón, el practicante.

Comentarios

JUanjo 19/12/2021 11:28 #1
Se llena la boca con la ESPAÑA VACIADA. aquí está una actividad profesional que contaba en todoss pueblos con respeto y consideración.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: