Félix Martínez: “Va a ser una temporada dura y esperemos que no se nos haga muy larga”

El Unión Arroyo debuta este sábado (18:00 horas) en casa ante el Xove en Segunda B, una categoría que para su entrenador “no ha cambiado mucho” desde que dejó de jugar en el Universidad de Valladolid hace varios años.

El Unión Arroyo, durante un entrenamiento. S. SANZ

La primera vez siempre es especial, y el estreno del Unión Arroyo en Segunda B no será diferente. Valladolid volverá a contar con dos equipos en la categoría de bronce años después de que coincidieran el Uni y el Cabezón. El equipo entrenado por Félix Martínez comenzará su andadura en ella este sábado en casa, en el Polideportivo Antonio Garnacho, donde recibirá al Xove (Lugo) a partir de las 18:00 horas.

 

Para afrontar esta nueva etapa, el conjunto blanquillo ha logrado mantener el bloque de la temporada pasada, con la continuidad de ocho jugadores que podrían convertirse en nueve. En cuanto a las incorporaciones, son tres los refuerzos de este Arroyo: Edu, Ignacio y Dani Caballero. Los dos primeros han pasado por el Valladolid Fútbol Sala y el tercero estuvo el curso anterior en la Medinense.

 

Con la ilusión de jugar en el tercer escalón del fútbol sala nacional, el equipo dirigido por Félix seguirá teniendo a José Carlos también como técnico y contará con Chavi Hernández como delegado. La convocatoria para esta primera cita es la siguiente: Javi Revilla, Jorge Cerezo, Edgar Diéguez, Edu Jiménez, Dani Caballero, Escu, Mario Aguilar, Jorge Garcia-Abril, Diego Sanz, Fran Castro, Javi Cabezas e Ignacio Díez.

 

Su entrenador analiza para TRIBUNA cómo han sido las semanas de preparación y cómo se encuentra su equipo antes del estreno, además de otras cuestiones.

 

PREGUNTA: ¿Qué tal la pretemporada?

RESPUESTA: Empezó con calma. Teníamos el equipo a medio hacer y hemos ido trabajando con gente diferente; con la base del año pasado, pero probando jugadores. Estoy contento. Jugamos dos amistosos: contra Albense (5-5) y Cuéllar (6-2). No soy muy de sacar conclusiones de partidos de pretemporada porque igual que nosotros hemos estado en cuadro, los demás podían estar igual. Me quedo con las sensaciones y con que los nuevos han ido ganando minutos.

 

P.: Enfrentarse a rivales de la misma categoría es importante.

R.: Sí. La gente ha estado bien y tiene ganas. Nos queda mucho trabajo porque va a ser una temporada dura y esperemos que no se nos haga muy larga.

 

P.: ¿Cómo queda configurada la plantilla respecto al curso anterior?

R.: Se mantienen ocho jugadores y tenemos a Álvaro en duda. Queremos hacer 14-15 fichas. Ahora mismo tenemos 12.

 

P.: Mantener el bloque es importante.

R.: Por supuesto. Nuestra intención era mantener a todos los que pudiéramos porque el año pasado teníamos un bloque competitivo. Los que no han seguido ha sido por decisión suya. Si hubiera mantenido las 14 fichas del año pasado, no habría tenido problema.

 

P.: Han pasado varios años desde que dejó la portería del Uni, pero conoce muy bien la categoría. ¿Cómo cree que ha ido el nivel desde entonces?

R.: Creo que no ha cambiado mucho. El año pasado, con el equipo en Tercera, no pude seguirla todo lo que me hubiera gustado. Habrá 3-4 equipos que estén arriba, un grupillo en el medio y otros que estén luchando por no descender. El año pasado Guardo dio la sorpresa y cuento con que esté arriba; Benavente pensé que iba a estar más arriba, pero creo que este año lo estará; Zamora para mí es una incógnita porque ha cambiado mucho, al igual que el Albense; y el Uni va a estar arriba como siempre. Nosotros, que somos los nuevos, nos tendremos que adaptar a la categoría.

 

P.: ¿Cómo llega el Arroyo al debut?

R.: No al 100%, pero la motivación que tenemos nos va a suponer el plus que necesitamos táctica y físicamente. Creo que llegamos bien. Estoy muy contento por cómo trabaja la gente. Esto es un deporte y puede pasar lo que sea, pero si se trabaja bien al final los resultados acaban llegando.

 

P.: ¿El equipo es consciente de que es uno de los dos equipos vallisoletanos que está a más nivel?

R.: Yo creo que no. Arroyo ha estado casi toda la vida en Tercera. Cuando empecemos a rodar es cuando nos vamos a dar cuenta.

 

P.: Sois nuevos en la categoría, pero el objetivo es el básico de mantenerse o mirar más allá.

R.: De primeras, mantenernos. Si los resultados van bien, ya veremos si podemos tirar para arriba. Tenemos que ir sacando puntos, que será lo que nos dé la confianza, la motivación para seguir entrenando y las ganas para estar cuanto más arriba mejor.

 

P.: El esfuerzo económico ha sido importante. ¿Cree que eso puede pesar al equipo en algún momento de la temporada?

R.: Espero que no e intentaré que así sea. Si te afectan cosas que tú no has controlado, no es bueno para el equipo. Que se quede en el cuerpo técnico o donde sea, pero trataremos de que no influya a los jugadores en el transcurso de la temporada.

 

P.: El número de entrenamientos ha crecido.

R.: Sí, entrenaremos tres días. Los equipos que llevan años en la categoría se ejercitan tres o cuatro veces a la semana. Somos los nuevos y nos ponemos las pilas o lo pasaremos bastante mal.

 

P.: Teniendo dos equipos de Valladolid en Segunda B, ¿conseguirá el fútbol sala enganchar a la ciudad?

R.: Quiero que acabe de enganchar y creo que estamos en el buen camino. Hay que trabajar más abajo y otras cosas que no dependen solo de los equipos que están arriba. Tiene que ser un trabajo conjunto.

 

P.: Aunque todavía queda mucho para el partido contra el Uni, ¿hay ganas por enfrentarse a ellos?

R.: Por supuesto que sí. Hay ganas de ver a tus amigos enfrente y competir contra ellos. Son unas sensaciones raras, la verdad. Además de ganas, hay otras muchas cosas.

Noticias relacionadas