FECOSVA realizó en 2017 casi medio centenar de actividades con la participación de 1.800 comerciantes en 2017

Una de las actividades en la Calle Platerías.

El día 3 de mayo de 2018, se celebró la 23ª Asamblea General de la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid y Provincia (FECOSVA), en las instalaciones de la Escuela Internacional de Cocina a la que asistieron los representantes de las 17 Asociaciones que integran la Federación.

 

Fecosva es la única Federación de organizaciones de comercio y servicios de Valladolid y Provincia. La Asamblea General se celebró bajo el lema: "Un año de plena actividad en defensa y promoción del Comercio urbano”.

 

La Asamblea sirvió como presentación de las actividades que ha realizado FECOSVA en el año 2017, que han sido más de 45 actividades de promoción comercial destinadas al comercio de la ciudad y la provincia y en las que han participado más de 1.800 comerciantes. Y se informó sobre los más de 30 convenios, nuevos y renovados, firmados por Fecosva con entidades financieras, de seguros, etc., para proporcionar financiación y precios más competitivos para los comerciantes asociados; y. así mismo, se informó sobre la gestión y justificación de más de medio centenar de subvenciones para inversiones en establecimientos comerciales.

 

Los principales asuntos tratados, entre los que surgieron reivindicaciones y cierta autocrítica, fueron los siguientes:

 

SITUACION DEL COMERCIO. Se reflexionó sobre qué está pasando en el Comercio. Los comerciantes se quejan de la falta de ventas, a pesar que la situación económica está mejorando. Y se concluyó que los principales problemas del comercio, son las ventas por internet y los grandes centros comerciales, además, la falta de un mayor compromiso de las Administraciones Públicas con el comercio, que es uno de los principales sectores de la actividad económica de Valladolid.

 

Las soluciones para mejorar las ventas son: el “sacar” a los ciudadanos a la calle, con actividades de promoción comercial, culturales y de ocio, y que no disminuya la población; que las Administraciones favorezcan la instalación de grandes empresas industriales; que las grandes empresas de venta por internet tenga las mismas reglas que el comercio tradicional; y sobre todo, adaptarse y aguantar el “tirón” que supone la venta por internet.

 

Y reflexionando sobre la situación del comercio, se realizó una autocrítica del comercio urbano, se manifestó, la falta de solidaridad entre comerciantes y la falta de unión y colaboración para realizar actividades de promoción comercial; que hay que cambiar ciertos “hábitos” en el comercio, como la dificultades que se pone al cliente para devolver los artículos; hay que seguir vendiendo productos de calidad y con una esmerada atención al cliente.

 

La conclusión es que hay que reinventar el comercio para seguir vendiendo, hay que adaptarse a los nuevos hábitos de compra y al cliente; constituir centrales de compra, etc.. Nadie nos va a solucionar los problemas del comercio, está en nuestras manos la solución y un medio para ello, es la unión y solidaridad entre los comercios de proximidad.

 

PEATONALIZACIÓN DE CALLES.  Al parecer, en un futuro próximo, el Ayuntamiento de Valladolid tiene intención de peatonalizar el centro de la ciudad, cerrándolo al tráfico privado. Actualmente, se está paralizando debido a las protestas y quejas de los comerciantes, a través de Fecosva.

 

Las dificultades para el acceso y aparcamiento del vehículo privado al centro de la Ciudad perjudica al comercio urbano de Valladolid, pues los principales clientes viven en el Alfoz de Valladolid y ante las dificultades de movilidad “se les echa” hacía los grandes centros comerciales, porque la costumbre del uso del coche es mayoritaria.

 

La peatonalización es un asunto muy complejo, pues hay comerciantes en contra porque consideran que les perjudica, en cambio en otras zonas, son los propios comerciantes los que han pedido la peatonalización de su calle.

 

La peatonalización de las calles de Valladolid debe contar con el consenso de los comerciantes, como principales actores de la actividad comercial y, en el supuesto, de llevarse a cabo, la peatonalización está debe hacerse de forma racional; con creación de aparcamientos; con la existencia de un transporte público mejor, más rápido y con mayor frecuencia en las líneas; y, así mismo, una conexión rápida entre los aparcamientos disuasorios y las zonas comerciales de la Ciudad.

 

AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID: APOYA AL COMERCIO URBANO. En la Asamblea se hizo un reconocimiento al Ayuntamiento de Valladolid, por su apoyo al Comercio urbano. Se informó que se sigue trabajando mediante el Convenio de Promoción del Comercio del Ayuntamiento con las organizaciones de comercio de Valladolid, plasmado en la “Mesa del Comercio” cuya actuación ha sido positiva para el sector del comercio.

 

El apoyo del Ayuntamiento al comercio de proximidad se ha plasmado en actuaciones urbanísticas, entre otras como son, la apuesta por que la Ciudad de la Justicia se instale en el centro de Valladolid y la no ampliación del Centro Comercial de Vallsur.

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS: Las nuevas tecnologías son imprescindibles para el desarrollo de la actividad económica, y existe un déficit de formación y conocimiento en esta área, por lo que Fecosva, ha creado una Asesoría de Nuevas Tecnologías, que ayuda y colabora con los comerciantes en la aplicación y uso de todas las posibilidades tecnológicas.

 

REBAJAS. Los comerciantes consideran que la liberación de los periodos de Rebajas ha supuesto un “caos” en lo que antes era una de las actividades de promoción comercial más importante de los comercios, porque ha contribuido a confundir al consumidor y ha desaparecido el efecto de atracción que tenía sobre los clientes. Por lo que, se considera que la Rebajas deberían regularse.

 

ASOCIACIONISMO. El asociacionismo de los comerciantes está estancado, cuando estamos en un periodo transcendental para el sector del comercio, que debe reinventarse y transformarse, y para ello, es fundamental la unión del comercio urbano, que es el mejor medio para ser competitivos en la actividad económica del comercio. Existe la necesidad de hacer un llamamiento a la solidaridad de los comerciantes en busca de su unión, que es lo que dará la fuerza, al comercio tradicional, para seguir siendo el sector más importante de la actividad económica de Valladolid.

 

La Asamblea de FECOSVA, finalizó, reiterando el llamamiento a la unidad de los comerciantes, a la modernización de la distribución, a la adaptación a los nuevos hábitos de compra y al uso de las nuevas tecnologías, como la forma de promocionar el comercio y mantener nuestra forma de vida y hacer que Valladolid y su Provincia tenga unos municipios habitables y prósperos.