Fallece Enrique de Dinamarca, el consorte rebelde

Enrique de Dinamarca junto a la reina Margarita

El príncipe Enrique de Dinamarca ha fallecido esta pasada noche a los 83 años de edad. Así lo ha confirmado la propia Casa Real Danesa en este escueto comunicado: "Su alteza real, el príncipe Enrique, murió el martes 13 de febrero a las 23.18 (hora local) en el castillo de Fredensborg".

El esposo de la Reina Margarita había sufrido un grave empeoramiento en su estado de salud que le obligó a ser trasladado de urgencia a Dinamarca desde Egipto.

Allí, Enrique disfrutaba de unos días de descanso después de que se hubiese jubilado oficialmente de su papel como consorte de la Reina danesa. Mientras el príncipe viajaba a Copenhague para recibir atención médica urgente, su hijo Federico suspendía su visita oficial a Corea del Sur para estar la lado de su padre.

Tras unos días de altibajos, el pueblo de Dinamarca ya se esperaba este triste desenlace. El príncipe Enrique pasará a la historia como un consorte rebelde que no tuvo problemas en mostrar su malestar con el papel que le había tomado cumplir en la historia. "Hoy la mujer de un rey recibe el título de reina, pero el marido de una reina no se convierte en rey al casarse. Así la pareja queda desequilibrada a ojos de la opinión pública. Esto es traumático", afirmaba al medio danés BT.

De origen francés, conoció a la heredera del trono danés en Londres mientras trabajaba como tercer secretario de embajada de Francia. Un auténtico flechazo que terminó en una boda multitudinaria celebraba en la catedral de Holmen (Copenhage) el 10 de junio de 1967. Dos hijos en común y más de cuatro décadas de matrimonio que no impidieron al príncipe mostrar su rebeldía en más de una ocasión.

Desde su sonada ausencia en el 75 cumpleaños de su esposa a su plantón en la boda de Guillermo y Máximo de Holanda. Este miércoles, Dinamarca se despide de su príncipe para siempre. Descanse en paz.