Facua reprocha que la Junta tardase casi 4 años en comunicar una multa a un desguace de Alaejos denunciado por la asociación

Imagen aérea del desguace Las Torres, en Alaejos

El negocio almacenaba vehículos en terreno no impermeabilizado superando la superficie que tenía autorizada.

Facua ha reprochado que la Junta de Castilla y León tardase casi cuatro años en comunicar una multa a un desguace denunciado por la asociación que almacenaba vehículos en terreno no impermeabilizado superando la superficie que tenía autorizada. La sanción de 901 euros, el mínimo que establece la ley, fue impuesta en 2015.

 

Según ha indicado Facua a través de un comunicado remitido a Europa Press, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente "únicamente informó a la asociación de la apertura y posterior resolución, en diciembre de 2015, del expediente sancionador". La asociación ha acudido finalmente al Comisionado de Transparencia para que le faciliten el escrito de resolución donde se impone la multa y se establece su cuantía.

 

En mayo de 2015, Facua comprobó que el desguace Las Torres, situado en el municipio de Alaejos, en Valladolid, tenía una gran parte de los vehículos depositados directamente en la arena. La asociación se dirigió entonces a la Delegación Territorial de la Junta para conocer si estas instalaciones cumplían la normativa y solicitar, en caso contrario, que se sancionase a su propietario por "tirar residuos tóxicos y peligrosos directamente al suelo".

 

La Administración comunicó a Facua Castilla y León que, tras la inspección del desguace, había resuelto iniciar un expediente sancionador por una "presunta infracción administrativa de la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados", debido a que se estaban almacenando "vehículos descontaminados en zona no impermeabilizada, superándose la superficie de almacenamiento indicada en la resolución de autorización".

 

Posteriormente, después de que la asociación le solicitase información sobre el asunto, la Consejería comunicó que "mediante Resolución de 22 de diciembre de 2015, se resolvió el expediente sancionador, el cual fue notificado al sancionado con fecha de 11 de enero de 2016". Pero, según reprocha Facua, "no aclaró que le había impuesto la sanción mínima que establece la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para infracciones tipificadas como graves".

 

Acto seguido, Facua acudió al Comisionado de Transparencia, por lo que la Consejería se ha visto obligada a entregar a la asociación el escrito de resolución.

 

Según indica la asociación de consumidores, el Real Decreto 1383/2002, de 20 de diciembre, sobre gestión de vehículos al final de su vida útil, establece que las instalaciones de reciclado y descontaminación de vehículos "tendrán zonas cubiertas y dotadas de pavimento, impermeable, así como equipos de recogida de aguas sucias y pluviales". Igualmente, el Plan Nacional de Integrado de Residuos recoge como requisitos "la compactación del suelo, así como la impermeabilización con hormigón".

 

Por su parte, la Ley de Residuos y Suelos Urbanos señala que el incumplimiento de lo anterior supone una infracción tipificada como grave, que "podrá ser sancionada con multa, cuyo importe es de 901,00 euros a 45.000,00 euros", concluye el comunicado de Facua.