Cyl dots mini

EUROPAC y el Ayuntamiento de Valladolid ayudan a una media de 740 personas al año en el comedor social

El Ayuntamiento de Valladolid y la empresa EUROPAC trabajan conjuntamente para atender en el comedor social del barrio de Huerta del Rey a una media de 740 personas al año.

El comedor social del barrio de Huerta del Rey, en Valladolid, atiende a una media de 740 personas al año y ha servido 130.000 comidas desde el acuerdo firmado con la empresa EUROPAC en 2015.

 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el vicepresidente de EUROPAC, Isidro Rincón y la Concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero visitaron las instalaciones del comedor social de Huerta del Rey, en las que se presenta un servicio público a los más desfavorecidos. “Esta actividad es básica para la sociedad”, explicó Puente.

 

Desde el acuerdo con EUROPAC se han servido 130.000 comidas, más de 77.000 almuerzos y 55.000 cenas a vecinos en situación de exclusión social. “Es un proyecto que me emociona cuando reviso los datos y hay 740 personas anuales que acuden a este comedor. Un número que corresponde a 740 individuos con cara, nombre y apellidos”, declaró Rincón.

 

En estos dos años y medio de colaboración entre el Ayuntamiento de Valladolid y la empresa EUROPAC para el funcionamiento del comedor social, Óscar Puente ha declarado que “la empresa juega un papel primordial en el reto de conseguir cubrir la necesidad básica de alimentación de las personas domiciliadas, transeúntes o domiciliadas en Valladolid con importantes dificultades para su inserción social y escasos recursos económicos”.

 

 

El comedor, que atienden dos trabajadoras sociales, comprende tanto comida como cena durante todos los días del año. El edificio no cierra. Y, si alguna persona lo necesita, se elabora comida con dietas adaptadas. “No encuentro mejor iniciativa que este comedor”, añadió el vicepresidente de EUROPAC.

 

Los usuarios que se atienden presentan una situación multiproblemática como personas con dependencias al alcohol o ludopatía, parados de larga duración, personas mayores en desamparo, jóvenes con problemas de adaptación, personas con discapacidad por enfermedad mental y aquellos que carecen de vivienda.

 

En cuanto a su distribución por sexo, el 80% de las personas atendidas son hombres, mientras que el 20% son mujeres. Por nacionalidad, el 55% son personas de nacionalidad española o comunitaria.

Noticias relacionadas